Sudafricano blanco huye por racismo

Hombre armado
Image caption Sudáfrica tiene una tasa anual de homicidios que se eleva a 18.000.

El partido de gobierno en Sudáfrica condenó de racista la decisión de Canadá de otorgar estatus de refugiado a un sudafricano de raza blanca.

El individuo, Brandon Huntley, dijo a las autoridades canadienses que había sido objeto de varios ataques violentos en su país motivados por el color de su piel y que la policía no intervino.

El gobernante Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) describió las denuncias de Huntley como sensacionalistas y alarmistas.

El tema racial es muy sensible en Sudáfrica, un país que todavía carga con las secuelas de décadas de dominio por una minoría blanca que terminó en 1994.

Cientos de miles de sudafricanos blancos han abandonado el país desde el fin de la política del Apartheid, aludiendo al incremento de crímenes y la dificultad de encontrar empleo.

Siete ataques

Brandon Huntley, de 31 años, dice haber sido víctima de siete ataques -incluyendo tres cuando fue acuchillado- motivados por odio racial y que, por ende, no podía regresar a su país.

La Junta de Inmigración y Refugiados de Canadá falló la semana pasada que Huntley podía permanecer en ese país.

Un portavoz del ANC, Brian Sokutu, dijo a la BBC que la decisión de Canadá sólo serviría para "perpetuar el racismo" en Sudáfrica.

"Tomamos este asunto con mucha seriedad porque tiene que ver con manchar la imagen de la nación", expresó.

Sokutu añadió que el presidente Jacob Zuma estaba comprometido a combatir el crimen, que alcanza una tasa de 18.000 asesinatos anuales, aunque enfatizó que no son motivados por el color de la piel.

Sin embargo, el abogado de Huntley, Russell Kaplan, señaló a la BBC que el asilo fue otorgado porque las autoridades sudafricanas no tenían la capcidad de proteger a sus ciudadanos.

"En todos los incidentes que fueron revisados, no sólo los de Brandon, la gran pregunta siempre fue: ¿se trata de simple criminalidad o hubo una motivación racial? Y todas las veces hubo evidencia de que no eran simples víctimas de la criminalidad, había un componente racial detrás del incidente", aseguró.

Acción afirmativa

Image caption El gobernante Consejo Nacional Africano consideró la medida como alarmista.

No obstante, Bridget Lightfoot, que es miembro de una organización que exhorta a los sudafricanos a regresar a su país, disputó esas declaraciones en un programa de la BBC.

"Yo viví seis años en el extranjero y llevo de vuelta ocho meses. Realmente no siento ninguna discriminación racial hacia gente de raza blanca", dijo. "Pensamos que es un país maravilloso donde hay mucha oportunidad para personas de todos los colores y exhortamos a aquellos que quieran hacer una diferencia a que regresen".

Las personas de raza blanca todavía dominan el sector económico de la nación más rica del continente africano, con un nivel promedio de calidad de vida mucho más alto que otros grupos raciales.

Algunos se quejan de que los programas de acción afirmativa del gobierno les niegan empleos.

Las autoridades, por su parte, sostienen que los programas son necesarios para asistir a la mayoría negra a sobreponerse de años de discriminación durante el Apartheid.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.