Israel podría apoyar más asentamientos

Construcción de un asentamiento en Jerusalén Este.
Image caption Cerca de 500.000 colonos judíos viven en los más de 100 asentamientos que hay en Cisjordania.

El gobierno israelí está a punto de aprobar la edificación de centenares de nuevos edificios para colonos judíos en la zona ocupada de Cisjordania, que se sumarán a los cerca de 2.500 que ya están en construcción. Este anuncio, que podría poner en riesgo la reanudación del proceso de paz en Medio Oriente, fue duramente criticado por la Casa Blanca, la Unión Europea y la Autoridad Nacional Palestina.

Un alto funcionario israelí aseguró a la BBC que el gobierno de Benjamin Netanyahu está a punto de dar luz verde a la construcción de cientos de viviendas para colonos judíos en Cisjordania.

Después de tomar esta decisión, Israel decidirá si congela o no la construcción del resto de asentamientos.

"Absolutamente inaceptable"

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, calificó este plan de "absolutamente inaceptable" tras reunirse con el presidente francés Nicolas Sarkozy en París.

"La única cosa que se suspende con este anuncio es el proceso de paz", aseguró el negociador palestino Saeb Erakat a la agencia de noticias AFP.

Tiempo atrás, el presidente palestino había asegurado que, sin una congelación previa de la construcción de asentamientos en Cisjordania, no se reunirá con el primer ministro israelí.

Washington, que ha venido impulsando recientemente los intentos por retomar las negociaciones de paz, también lamentó el anuncio de Israel.

"Los Estados Unidos no aceptan la legitimidad de la expansión de los asentamientos y pedimos que se paralicen inmediatamente", indicó en un comunicado el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Cuestión clave

Estas acciones, aseguró Gibbs, hacen más difícil la creación de un clima adecuado para las negociaciones y son incoherentes con el compromiso de Israel con la existencia de un proceso de paz duradero.

El plan estadounidense para reanudar las conversaciones entre israelíes y palestinos preveía que Israel congelara temporalmente la construcción de asentamientos a cambio de una normalización relativa de las relaciones con algunos países árabes.

Por otro lado, la Unión Europea también ha mostrado su disconformidad con el plan israelí.

"La posición de la UE es de sobras conocida. Todas las actividades de construcción de asentamientos deben parar", señaló el jefe de la Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana.

Proceso de paz

Image caption Los asentamientos judíos en Cisjordania están considerados ilegales por la ley internacional.

Según algunos analistas, el primer ministro israelí está siendo presionado el ala derecha de su coalición, incluidos algunos miembros de su propio partido -el Likud-, para que rechace la petición de congelación de los asentamientos.

Sin embargo, este es un tema clave para la reanudación del proceso de paz y, en este sentido, es casi seguro que la cuestión será tratada en la reunión que mantendrán Netanyahu y el enviado especial de los Estados Unidos para Oriente Próximo, George Mitchell la semana que viene.

De acuerdo con la "hoja de ruta" trazada en 2003 y apoyada por los Estados Unidos, Israel estaría obligado a paralizar toda construcción de asentamientos.

La Autoridad Nacional Palestina, por su parte, tendría la obligación de perseguir a aquel los militantes que ataquen objetivos israelíes.

"La paralización de la construcción de asentamientos en los territorios ocupados -algo que está prohibido por la ley internacional- se ha vuelto a convertir en una prueba clave de cara a la reapertura de las negociaciones planeada por la Casa Blanca", comentó el corresponsal de la BBC en Jerusalén, Tim Franks.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.