Perpetua por violar y matar en Irak

Steven Green
Image caption Los abogados de Green temían una condena a muerte para su defendido.

Un ex soldado estadounidense que sirvió en Irak tendrá que pasar el resto de su vida en prisión por violar a una adolescente iraquí y matar a toda su familia en Bagdad.

Steven Green, de 24 años, violó a la joven Abeer Qassim al-Janabi de 14 años y la mató a ella, a sus padres y a su hermana en 2006 al sur de la capital. El juez Thomas B. Russell, de Kentucky, le impuso por ello la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Green ya fue declarado culpable y condenado en mayo de este año, pero el jurado no pudo acordar entonces ninguna sentencia, y se libró de la pena de muerte.

El soldado no estaba solo en el momento del crimen. Otros cuatro militares le acompañaban y fueron también condenados. Tres de ellos recibieron cadena perpetua y el cuarto fue obligado a pasar 27 meses en prisión por actuar como vigilante.

Pensado de antemano

Los cuatro planearon el crimen mientras bebían alcohol y jugaban a las cartas en un control de tráfico en el que estaban estacionados.

Los defensores de Green, que ya esperaban una condena tan adversa, dijeron que su cliente no merecía la pena de muerte y argumentaron que la división en la que servían los soldados carecía de un liderazgo claro, después de que dos sargentos resultaran muertos tras unos ataques.

Asistencia psicológica

Image caption Green sufrió problemas mentales durante su servicio en Irak.

Durante su estancia en Irak, Green tuvo que ser atendido por psicólogos después de que reconociera que tenía ganas de asesinar a civiles iraquíes.

Después de que una enfermera concluyera que el militar no tenía realmente intención de llevar a cabo estos planes, el soldado volvió a su unidad bajo medicación.

El corresponsal de la BBC en Washington Imtiaz Tyab explicó que los detalles de la violación y los asesinatos salieron a la luz meses después de que se cometieran y provocaron la condena internacional. Green había salido de la unidad antes de que los hechos se hicieran públicos.

Se trató del primer ex militar condenado bajo las leyes de EE.UU. que permiten la persecución de crímenes que se cometen fuera del país.

Según el periodista, a estos crímenes les sucedió una ola de violencia de la insurgencia iraquí contra los soldados estadounidenses, a modo de venganza.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.