Afganistán: más reclamos de fraude

La BBC ha descubierto nuevas acusaciones que indican que en las elecciones presidenciales de Afganistán hubo maniobras fraudulentas. Tras haberse contabilizado el 60% de los votos, el actual mandatario Hamid Karzai aparece como el claro ganador.

Image caption La comisión de quejas que investiga acusaciones de fraude cerró el período de denuncias.

No obstante, la comisión electoral de quejas investiga más de 600 reclamos de fraude, por lo que el anuncio oficial del resultado de los comicios no se dará a conocer en el futuro próximo.

Desde que se celebraron las elecciones hace dos semanas, poco a poco han surgido casos que indican que el proceso fue manipulado.

Algunos de ellos no serán considerados por las autoridades debido a que la fecha para presentar denuncias formales ha terminado.

Tal sería el caso de un anciano de la tribu del distrito de Zaziaryoub, en el este de la provincia de Paktia. Éste le dijo a la BBC que ayudó a rellenar unas 900 boletas electorales en favor de Karzai.

"En otro centro de votación de un pueblo vecino su sobrino fue testigo cuando un hombre rellenó más de 2.000 papeletas", informó el corresponsal de la BBC en Kabul, Chris Morris.

El testimonio del aldeano no es un caso aislado, pues residentes en Kandahar aseguran que también se cometió fraude. En dos centros de votación el actual presidente cuenta con 8.000 votos a favor, mientras que ninguno de sus 31 oponentes consiguió una boleta.

Las denuncias de fraude se han presentado contra los principales candidatos a la presidencia.

Sin embargo, Morris señala que "la maquinaria parece haber funcionado de manera abrumadora en favor del actual mandatario, lo que pone en duda la legitimidad del proceso electoral".

El comando de campaña del mayor oponente de Karzai, Abdullah Abdullah, tiene datos donde se han registrado resultados de 28 centros electorales, que según observadores estaban cerrados.

Reunión en Suecia

Mientras las autoridades afganas investigan los casos de fraude, en Europa los ministros de Exterior de la Unión Europea se reúnen este sábado en Suecia para discutir las posibilidades de ofrecer mayor estabilidad a Afganistán, a través de la reconstrucción civil.

Image caption Los ministros de la UE han tenido que dar explicaciones sobre recientes ataques de la OTAN.

El encuentro se ha visto opacado por el reciente ataque aéreo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que dejó un saldo de al menos 90 muertos, la mayoría civiles.

Lea: 90 muertos en ataque de la OTAN

Varios ministros pidieron una investigación del incidente, a pesar de los temores de que su resultado pueda poner en entredicho la credibilidad de la presencia de tropas internacionales en Afganistán.

No obstante, la corresponsal de la BBC en Estocolmo, Oana Lungescu, informó que "nadie en la UE habló de una estrategia de salida, aunque todos insisten en que la inseguridad no puede ser tratada únicamente con medios militares".

El secretario de Exteriores británico, David Miliband, dijo que si bien la presencia militar es necesaria, las soluciones deben ser políticas. Mientras que su homólogo italiano, Franco Frattini, aseguró que la UE debe promover proyectos de crecimiento económico a partir de iniciativas en zonas rurales que reemplace el cultivo de amapolas y el tráfico de drogas.

"Otra de las prioridades es el entrenamiento de fuerzas de seguridad", señaló Lungescu. "La UE tiene cerca de 400 policías contratados para la tarea y prometió doblar la cifra, aunque el despliegue ha sido lento".

Durante el encuentro los ministros del bloque europeo reafirmaron su intención de vigilar muy de cerca el conteo de los votos de las elecciones presidenciales afganas.

"Es posible que nuevas ayudas a Afganistán traigan consigo condiciones estrictas, como menos corrupción gubernamental o más respeto a los derechos de la mujer", apuntó la corresponsal de la BBC.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.