África occidental: inundación, malaria y cólera

Conductor pide ayuda desde el techo de su camión.
Image caption La capital de Burkina Faso, Uagadugu, ha registrado las mayores precipitaciones en los últimos 90 años.

Autoridades de Naciones Unidas advirtieron sobre el riesgo de que África occidental tenga un brote de malaria y cólera tras las inundaciones registradas en varios países de la región y que ha afectado a 350.000 personas.

La portavoz de la agencia humanitaria de la ONU, Elisabeth Byrs le dijo a la BBC que prevenir esas enfermedades es la prioridad de las organizaciones de ayuda que operan en la zona.

Byrs asegura que las recientes inundaciones, que han obligado a cientos de miles de personas en Burkina Faso abandonar sus hogares, son las peores registradas en ese país desde 1919.

Hasta ahora más de 30 personas han muerto en Ghana y Burkina Faso. Benin, Guinea, Níger y Senegal también se han visto severamente afectados.

Tres meses en un día

Image caption El gobierno de Burkina Faso pidió mantas, ropa y comida para asistir a los damnificados.

Según fuentes oficiales, la capital burkinesa, Uagadugu, ha registrado en un día de lluvia la cantidad equivalente a un trimestre de precipitaciones en todo el país.

El corresponsal de la BBC en África occidental, John James, informó que algunos de los desplazados han buscado refugio en casa de familiares y amigos, pero la mayoría dependen de que el gobierno les proporcione albergue.

Las autoridades burkinesas informaron que se necesitan mantas, ropa y comida para asistir a los damnificados. Mientras que su presidente, Blaise Compaore, hizo un llamado de ayuda a la comunidad internacional.

Compaore dijo que aquellos que perdieron sus hogares serían reubicados temporalmente es escuelas y universidades.

Las aguas inundaron unas 24.000 casas, junto con la infraestructura de la ciudad; las calles desaparecieron y se cortó el suministro de electricidad.

Represas y puentes

Image caption Los burkineses intentan rescatar lo que pueden de sus casas. Foto: Plan Internacional.

De acuerdo con el primer ministro de esa nación, Tertius Zongo, el costo de las inundaciones superan los US$152 millones, que incluye dos represas destruidas y 12 puentes en mal estado.

Durante la semana el principal hospital de Uagadugu se inundó con el agua que rebasó una represa cerca del centro. La Cruz Roja belga informó que tuvieron que evacuar a 60 niños junto con otros pacientes.

Mientras que el gobierno tuvo que ordenar abrir las compuertas de la hidroeléctrica del río Volta, cerca de Ghana, para evitar más inundaciones.

En Ghana al menos 25 personas han muerto en incidentes relacionados con las inundaciones.

Las lluvias torrenciales han golpeado otros países de la región. En Senegal 30.000 hogares quedaron bajo las aguas, mientras que en Guinea unas 20.000 personas se han visto afectadas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.