EE.UU. empieza el “Mes Hispano”

"Yo, Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, en virtud de la autoridad que me conceden la Constitución y las leyes de Estados Unidos, por la presente proclamo del 15 de septiembre al 15 de octubre de 2009 el Mes Nacional de la Herencia Hispana".

Image caption Para Obama, los valores de la comunidad hispana son valores estadounidenses.

Con esta proclama distribuida la tarde del martes por la Casa Blanca empezó oficialmente el llamado Mes de la Herencia Hispana, una ocasión que se celebra desde el año 1968 para reconocer los aportes de la comunidad de origen latino en el desarrollo estadounidense.

"La historia de los hispanos en Estados Unidos es la historia del propio Estados Unidos. Los valores de la comunidad hispana -el amor a la familia, una fe profunda y constante, una sólida ética de trabajo- son valores estadounidenses", reza la proclama presidencial.

En el texto, el presidente reconoce cómo "los hispanos (…) han enriquecido nuestra cultura y aportado creatividad e innovación a todo, desde los deportes hasta las ciencias, desde las artes hasta la economía", además de haber servido en todas las guerras que ha luchado el país desde su independencia.

Este año, la comunidad hispana en Estados Unidos tiene una razón adicional para celebrar porque, como destacó el presidente Obama, "por primera vez en la historia de la nación, una latina ocupa un escaño entre los nueve jueces de la Corte Suprema", en referencia a Sonia Sotomayor, quien la semana pasada se incorporó al tribunal.

De Johnson a Reagan

Las celebraciones de la Herencia Hispana empezaron en septiembre de 1968, cuando el presidente Lyndon B. Johnson creó lo que originalmente fue sólo una semana dedicada a la comunidad.

Veinte años después, durante la presidencia de Ronald Reagan, una ley del Congreso extendió las celebraciones a un mes entero, entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre.

La fecha coincide con el llamado "Grito de Dolores" de 1810, considerado el origen del movimiento de independencia en México del control español.

Además, el 15 de septiembre, pero de 1821, es la fecha de independencia de Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, naciones que, junto a porciones del sur de México, formaban un solo país.

Mexicanos y centroamericanos conforman la mayor parte de los casi 48 millones de inmigrantes y ciudadanos de origen hispano que viven en Estados Unidos.

Según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, la comunidad representa un 15% de la población total, lo que la convierte en la principal minoría del país. Se proyecta que para mediados de siglo alcance el 24%.

Una semana más

Coincidiendo con el mes hispano, el senador demócrata por Nueva Jersey Robert Menéndez presentó un proyecto de ley para reconocer a las instituciones hispanas de servicio sin fines de lucro que ayudan a la comunidad.

Menéndez propone crear una Semana de las Instituciones de Servicio Hispano que se marcaría a partir del 20 de septiembre, una iniciativa que es respaldada por varios senadores de ambos partidos.

"Estoy orgulloso de empezar el Mes de la Herencia Hispana presentando una resolución que honra la importancia de las Instituciones de Servicio Hispano en educar la próxima generación de líderes latinos", expresó Menéndez en un comunicado distribuido por su oficina.

La propuesta del senador busca reconocer a unas 268 instituciones, como colegios, universidades y distritos educativos en los que el total de hispanos inscritos sea superior al 25% de los estudiantes.

Menéndez encabeza el Grupo Demócrata Hispano de Trabajo y es el único senador hispano, tras el retiro del republicano por Florida, Mel Martinez, quien la semana pasada dejó el puesto.

Gracias por el voto recibido

Durante el Mes de la Herencia Hispana organizaciones que representan a la comunidad latina organizan eventos académicos, políticos y culturales promoviendo los intereses del sector.

La noche del miércoles el presidente Obama cenará con el Caucus Hispano del Congreso -el grupo de congresistas de origen latino-, en un encuentro que será usado por algunos de ellos para promover legislaciones como la reforma migratoria o las garantías de igualdad ante la ley para las minorías.

En 2008, tanto Obama como su entonces contrincante republicano, John McCain, aprovecharon los festejos y las reuniones típicas de la semana hispana para cortejar a los electores latinos.

Se estima que Barack Obama recibió un fuerte respaldo del voto hispano en las elecciones de 2008, lo que representó un notable cambio en el comportamiento electoral de la comunidad tradicionalmente inclinada a votar por candidatos republicanos.

Por eso, la proclamación de este martes, aunque hecha en cumplimiento de una mandato legal y de una tradición, tiene para muchos un sabor a agradecimiento por esos votos recibidos por ser la primera que hace Obama al frente de la Presidencia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.