"Los maoístas están ganando la batalla"

Manmohan Singh. Foto de archivo.
Image caption El primer ministro indio reconoció que los resultados de la lucha contra los rebeldes no fueron los deseados.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, aseguró que los rebeldes maoístas son el principal problema interno de India y que el país está perdiendo la batalla contra ellos.

En una reunión con jefes de policía de diferentes estados, Singh reconoció que la violencia relacionada con los rebeldes maoístas está aumentando.

Por otro lado, el primer ministro se mostró preocupado porque "a pesar de la naturaleza sanguinaria del movimiento", algunos sectores de la sociedad india se sienten cada vez más atraídos por el discurso de los rebeldes, especialmente algunas comunidades tribales y ciertos sectores intelectuales y de la juventud.

Un largo conflicto

"Los rebeldes operan en casi un tercio de los 593 distritos en los que está dividida la India. En algunas regiones han llegado a sustituir virtualmente a los gobiernos locales y desde esas bases son capaces de organizarse para lanzar ataques contra instalaciones gubernamentales", apuntó Sanjoy Majunder, corresponsal de la BBC en Nueva Delhi.

Los estados centrales de India son la zona donde la implantación de los rebeldes es mayor.

"Los maoístas dicen que luchan por los derechos de los pobres y de los campesinos sin tierras y que su objetivo es la instauración de un estado comunista", indicó Majunder.

A lo largo de los últimos 20 años, este conflicto interno ha dejado más de 6.000 víctimas mortales.

Violencia en aumento

Image caption Los rebeldes maoístas han llegado a controlar zonas del centro de la India.

"Durante mucho tiempo he mantenido que los militantes de extrema izquierda son quizá el problema interno más grave al que se enfrenta el país", apuntó Singh.

"Durante los últimos cinco años hemos venido discutiendo esta cuestión y, francamente, creo que no hemos tenido tanto éxito como nos gustaría a la hora de contener esta amenaza", agregó el mandatario.

Respecto a la estrategia a seguir frente a los rebeldes, el mandatario indio aseguró que hace falta un acercamiento más "sensible" a la cuestión.

"Para tratar con los militantes de extrema izquierda necesitamos una estrategia con muchos matices, un acercamiento global. No podemos considerar esta cuestión como un problema exclusivo de ley y orden", advirtió Singh.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.