Última actualización: jueves, 17 de septiembre de 2009 - 16:45 GMT

Obama plantea "nueva filosofía" defensiva

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

EE.UU. abandonará los planes de construir un polémico escudo de defensa antimisiles en Europa del Este que había sido diseñado durante el gobierno del ex presidente George W. Bush, aunque no será descartado totalmente.

La noticia, que había estado circulando desde la madrugada del jueves, la confirmó el presidente Barack Obama con un anuncio oficial desde la Casa Blanca, en el que habló de una "nueva aproximación" defensiva.

"Este nuevo programa defensivo de misiles balísticos enfrentará mejor la amenaza que representa el programa de misiles balístico que desarrolla Irán", aseguró Obama.

clic Lea: Lo que significa el cambio de Washington

Según el mandatario estadounidense el nuevo sistema será mejor, más rápido, más flexible y más barato, aunque durante su breve alocución no ofreció mayores detalles de cómo se lograran estos objetivos.

La decisión de Obama fue elogiada por el presidente ruso Dimitri Medvedev, quien la calificó como "responsable", a la vez que se mostró dispuesto a proseguir el diálogo con Washington.

clic Lea: Reacciones en Europa

Herencia polémica

Nuestro claro y consistente enfoque ha sido la amenaza que representa el programa de misiles balísiticos de Irán. Y continúa siendo el foco del programa que estamos anunciando hoy

Barack Obama, presidente de los EE.UU.

Durante el gobierno de Bush, Polonia y la República Checa habían acordado servir de bases para un sistema de cohetes interceptores y de radares.

Aunque Washington sigue presentando el plan como una defensa ante los misiles que desarrolla Irán, algunos países de Europa del Este lo consideraban una garantía ante Rusia, en la que, por una desconfianza histórica, ven ánimos "expansionistas".

Desde que fue planteado, el escudo antimisiles generó una gran polémica entre quienes lo consideraban necesario para disuadir la supuesta amenaza militar rusa y quienes temían que reactivara la carrera armamentista al estilo de los años de la Guerra Fría.

Por su parte, Moscú calificaba el despliegue como "poco amistoso" y en más de una ocasión dijo sentirlo como una amenaza más de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) al borde de su territorio.

Rusia e Irán

Misil patriot. Foto de archivo

El escudo antimisiles iba a ser instalado en Polonia y la República Checa.

En su mensaje del jueves, Obama se refirió a las preocupaciones rusas sobre el "precedente escudo antimisiles" y las calificó de "totalmente infundadas".

"Nuestro claro y consistente enfoque ha sido la amenaza que representa el programa de misiles balísticos de Irán. Y continúa siendo el foco del programa que estamos anunciando hoy", afirmó el presidente estadounidense.

Obama incluso invitó a los rusos a participar en ese esfuerzo aportando sus conocimientos en desarrollo de misiles.

El presidente estadounidense dejó claro que su gobierno sigue considerando seriamente la amenaza del programa de misiles iraní, aunque fuentes del Pentágono han asegurado a BBC Mundo que la revisión fue posible debido a una "reevaluación" de esa amenaza.

Según las nuevas estimaciones del Pentágono, los misiles que actualmente está desarrollando Teherán son de alcance corto y mediano, por lo que no representarían en la actualidad ninguna amenaza para el territorio europeo.

"No hay sustituto al cumplimiento por parte de Irán de sus obligaciones internacionales acerca de su programa nuclear. Nosotros, junto a nuestros aliados, seguiremos ejerciendo una fuerte diplomacia para asegurarnos de que Irán cumple con esas obligaciones", afirmó Obama.

Sin embargo, el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, John Boehner, cuestionó la decisión presidencial por considerar que pone en riesgo la seguridad nacional de los EE.UU. y "fortalece" a países como Irán o Rusia.

"Esto muestra la determinación de continuar ignorando la amenaza que representan algunos de los más peligrosos regímenes del mundo, al tiempo que elimina una de las mas importantes defensas contra Irán", apuntó el republicano.

Bohener criticó que los demócratas hayan reducido el presupuesto para misiles en programas de defensa en US$1.200 millones, lo que consideran que "debilita la seguridad nacional" y el "compromiso con nuestros aliados".

Misiles para 2015

Robert Gates

Gates destacó lo que considera la "amenaza iraní" aunque dejó claro que contemplan "otras" amenazas.

Poco después, durante la rueda de prensa semanal, el secretario de Defensa, Robert Gates, dio más detalles sobre la "nueva aproximación" y explicó que su país estima que para el 2015 podrían instalarse misiles en Polonia y la República Checa.

En sus palabras Gates destacó lo que considera la "amenaza iraní" aunque dejó claro que Washington contempla "otras" amenazas, en lo que puede interpretarse como una referencia a Rusia.

"Ahora tenemos la oportunidad de desplegar nuevos sensores e interceptores en el norte y el sur de Europa que en el corto plazo pueden aportar cobertura defensiva de misiles contra las amenazas inmediatas de Irán o de otros", aseguró Gates.

"Aunque los misiles de largo alcance de Irán no son una amenaza tan inmediata como habíamos pensado previamente, este sistema nos permitirá incorporar futuras capacidades defensivas contra esas amenazas a medida que se desarrollan", afirmó Gates.

Gates anunció que en una primera fase se instalarán barcos del programa Aegis con lanzadoras de misiles tipo estándar y que en 2015 podrían instalarse bases terrestres en Polonia y la República Checa, como se había diseñado originalmente.

El gobierno ha informado que negociadores del Pentágono y el Departamento de Estado llegarán en las próximas horas a esos dos países para acordar los términos del nuevo despliegue.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.