EE.UU. suspende escudo antimisiles

Misiles iraníes de largo alcance
Image caption El escudo de defensa está diseñado para bloquear misiles de largo alcance lanzados desde Medio Oriente.

Estados Unidos anunció la suspensión del proyecto de escudo antimisiles en Europa que ha causado tensión con Rusia, confirmaron fuentes del Pentágono a BBC Mundo.

Según el corresponsal en Washington Carlos Chirinos, altos funcionarios de la Casa Blanca le confirmaron que el sistema de defensa misilístico en el Este de Europa será "archivado".

Según estas fuentes, la decisión se habría tomado dentro de un "proceso de revisión defensiva" y tras recibir información de inteligencia sobre las capacidades del programa de misiles de largo alcance de Irán.

Sin embargo, siempre según las fuentes, el gobierno dejaría una "rendija abierta" para reiniciar el programa según sean los futuros acontecimientos.

Andrei Nesterenko, portavoz de la cancillería rusa dijo que una decisión así sería "bienvenida" por Rusia, pero agregó que aún no habían recibido una notificación oficial.

Previo a la confirmación del Pentágono, el diario estadounidense The Wall Street Journal y el gobierno checo habían hecho el anuncio. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aún no se ha pronunciado al respecto, pero se espera que lo haga este mismo jueves.

La decisión se basa en una evaluación del programa de misiles de largo alcance de Irán, que indica que no ha avanzado hasta el punto en que temía Occidente, informó el diario.

Lea también: Lo que significa el cambio de Washington

En República Checa y Polonia

El plan implicaba la instalación de un radar en la República Checa y una batería de diez misiles interceptores en Polonia. Y está diseñado para bloquear misiles de largo alcance lanzados desde Medio Oriente, especialmente Irán. Los acuerdos con los países de Europa del Este ya habían sido firmados.

El gobierno checo confirmó que Obama discutió el escudo con el primer ministro Jan Fischer el miércoles y éste anunció que el estadounidense le comunicó la renuncia al plan.

Un ministro polaco había también dicho que existía posibilidad seria de que no se desplegara.

Según Jonathan Marcus, analista diplomático de la BBC, ambos países habían sido informados de los hallazgos del estudio del gobierno de Obama sobre el escudo.

Marcus asegura que todo indica que EE.UU. dará marcha atrás, aunque no está claro que los sistemas de defensa antimisiles sean abandonados por completo.

Rusia se oponía firmemente al escudo antimisiles, ya que lo ve como una amenaza a su seguridad.

Un funcionario del Kremlin aseguró a la BBC que esperaban la llegada de ciertos documentos oficiales sobre el tema y que, probablemente, el presidente Dimitri Medvedev haga referencia al tema este jueves.

Sin progresos

"Estados Unidos basará su decisión en el hecho de que el programa iraní de misiles de largo alcance no progresó tan rápidamente como lo preveían las estimaciones, reduciendo la amenaza para el continente americano y las grandes capitales europeas", informó The Wall Street Journal, citando a responsables estadounidenses del actual gobierno y de anteriores.

"Estas conclusiones, que deben terminar la próxima semana (...) constituirán un gran giro respecto a la administración Bush, que actuó activamente por el establecimiento de este sistema antes de que (el ex presidente George W. Bush) dejase sus funciones en enero", aseguró el WSJ.

Según explica el analista diplomático de la BBC, "Moscú dará la bienvenida a la medida y, sin duda, lo verá como una concesión de Estados Unidos. La cuestión es si Rusia estará dispuesta a dar algo a cambio. Por ejemplo, una mayor presión sobre Irán por el programa nuclear. Las señales no son prometedoras".

Para Marcus, EE.UU. se arriesga a dar un signo de "debilidad" frente a Rusia y "puede plantear más interrogantes en Europa oriental y central de hasta qué punto sus problemas de seguridad son realmente comprendidos por el nuevo equipo en Washington".

Revisión del sistema

Previo a su elección, en campaña electoral, Obama había asegurado que quería revisar el proyecto, cuyas bases se espera que estuvieran operativas para 2012.

Image caption El presidente había ordenado una revisión del sistema de defensa.

Obama ordenó a principios de este año una revisión del sistema de defensa, presentado por su predecesor, George W Bush.

El tema del escudo antimisiles y otros asuntos habían llevado a que las relaciones entre Rusia y EE.UU. llegaran a su punto más bajo desde la Guerra Fría.

Moscú había indicado que desplegaría misiles Iskander de corto alcance en la región de Kaliningrado para "neutralizar" el escudo estadounidense.

El escudo antimisiles había enturbiado también la relación entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La noticia de un posible abandono del proyecto podría generar un acercamiento entre ambas partes. El miércoles, el secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, llamó en una entrevista a que exista "una mentalidad abierta y un diálogo sin precedentes" con Rusia para reducir las tensiones en Europa y enfrentar amenazas comunes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.