Guantánamo: nueva prórroga para juicios

Torre de vigilancia del centro de detención de Guantánamo
Image caption El cierre del centro de detención de Guantánamo no resulta tan sencillo como se esperaba.

El gobierno estadounidense estudia suspender por 60 días más los juicios militares que se realizan a los sospechosos de terrorismo que están recluidos en la prisión de Guantánamo, ubicada en Cuba.

Los juicios militares han estado en suspenso desde que Obama ordenó el cierre de la prisión "el plazo de un año", la primera orden ejecutiva que firmó al llegar a la presidencia en enero pasado.

Al mismo tiempo Obama ordenó el congelamientos de las llamadas comisiones militares por 180 días, un lapso que fue prorrogado otros 180 y que se vence este jueves.

La decisión de mantener la suspensión por otros 60 días se dio a conocer este miércoles dentro del procedimiento de apelación que hace uno de los detenidos en Guantánamo, Ramzi Binalshibh, acusado de planear los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Binalshibh pidió a una corte federal en Washington que frene su juicio militar, con el argumento de que era inconstitucional, pero los abogados del Departamento de Justicia se opusieron, e informaron a la corte sobre la posibilidad de que el gobierno busque la nueva prórroga.

Trabajo en el Congreso

Image caption Los juicios militares han estado en suspenso desde que Obama ordenó el cierre de la prisión.

Los fiscales dejaron entrever que las reglas para juicios militares podrían ser cambiadas próximamente por el Congreso, que está evaluando reformar los procedimientos de las comisiones militares establecidas bajo el Gobierno del ex presidente George W. Bush.

El asistente de la fiscalía, David Kris, dijo al tribunal federal que no hay necesidad de una suspensión indefinida de los juicios porque hay "decisiones por venir del Secretario de Justicia, en consulta con el Secretario de Defensa sobre cuál es el foro en el que estos casos deberán ser procesados".

"Dentro de 60 días puede ser tomada una decisión de procesar al acusado en una corte federal", aseguró Kris en su presentación.

La petición se presentará este jueves al juez militar que supervisa el caso de los cinco acusados, entre quienes está quien se describe a sí mismo como "el cerebro" tras los atentados del 11 de septiembre.

El gobierno estadounidense estudia quienes de los 226 prisioneros que siguen en Guantánamo podrán ser liberados y quienes deberán ser procesados, bien en cortes civiles o en cortes militares.

La revisión es parte del proceso de cierre de la prisión militar que el presidente Barack Obama ordenó en enero pasado apenas llegado a la presidencia.

Proceso complejo

Según han reconocido en el pasado a BBC Mundo fuentes oficiales, el proceso "ha sido más complejo de lo esperado", sobre todo al momento de encontrar destino final para los reclusos que pueden ser liberados.

Pese que la decisión de cierre fue bien recibida en el mundo entero, Washington ha tenido problemas para lograr que terceros países acojan a algunos de los detenidos considerados de baja o ninguna peligrosidad. Hasta ahora sólo 14 han sido reubicados.

La mayoría de los detenidos en Guantánamo pueden clasificarse como "combatientes de rango bajo de una muy mala causa, pero no como terroristas experimentados ni como combatientes organizados", dijo en entrevista con la BBC Daniel Fried, quien fue nombrado por Obama como coordinador para el cierre de la prisión militar.

"Algunos de ellos son horribles. Algunos son realmente de lo peor que hay y vamos a juzgarlos. Algunos, francamente, no debieron pasar los siete últimos años en Guantánamo", reconoció Fried, que se encuentra en Europa gestionando la acogida de los reclusos.

Sin embargo, la mayoría de los detenidos en Guantánamo puede considerarse maltratado por el limbo en el sistema de justicia que se creó durante el gobierno de George W. Bush y la llamada guerra contra el terrorismo.

Ahora Washington está preocupado porque muchos de ellos, en caso de que regresaran a sus países de origen, pueden ser detenidos sin juicio y hasta enfrentar la pena de muerte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.