Ahmadinejad vuelve a negar el Holocausto

Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán
Image caption La Casa Blanca consideró que negar el Holocausto es un "acto ignorante".

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, volvió a poner en duda el holocausto al calificarlo como una “mentira”, en un discurso que recogió fuertes críticas de países occidentales.

"El pretexto (el Holocausto) para la creación del régimen sionista (Israel) es falso (...) Es una mentira basada en una reivindicación mítica e improbable", le dijo a los fieles durante la ceremonia de oración en la Universidad de Teherán al final de una manifestación en solidaridad con los palestinos.

"Si el Holocausto, como ellos dicen, es verdad, ¿por qué no ofrecen pruebas?", se preguntó.

"Hacer frente al régimen sionista es una obligación religiosa y nacional", agregó.

El presidente lanzó una advertencia a líderes de países árabes y musulmanes aliados de Occidente sobre negociar con Israel. "Este régimen (Israel) no durará mucho. No aten su destino a ello (...) Este régimen no tiene futuro. Su vida ha llegado a un final".

"Esto es lo que las autoridades querían, una gran multitud de seguidores leales cantando consignas en contra de Israel y sus aliados estadounidenses", aseguró Jim Muir, quien se desempeñaba como corresponsal de la BBC en Irán.

Críticas en Occidente

Las reacciones a los dichos de Ahmadinejad no se hicieron esperar.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, condenó las declaraciones y citó lo expresado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su visita realizada a El Cairo en junio pasado. “Negar el Holocausto es un acto ignorante, de odio y sin fundamento”, recordó.

“Las reiteradas negaciones del Holocausto por parte del presidente Ahmadinejad son repugnantes e ignorantes. Es muy importante que la comunidad internacional se levante contra esta oleada de insultos”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, David Miliband.

“Esta necedad antisemita demanda nuestra condena colectiva. Continuaremos confrontando con esto en el futuro decisivamente”, aseguró a su turno el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier.

Manifestación opositora

Image caption Opositores a Ahmadinejad desafiaron al gobierno y salieron a las calles.

Miles de simpatizantes de la oposición, en tanto, desafiaron al gobierno al aprovechar la tradicional marcha anual anti israelí "Día de Qods (Jerusalén)" para manifestarse en contra del presidente Ahmadinejad.

En el acto, oficialmente en apoyo a los palestinos, se registraron incidentes entre manifestantes pro gubernamentales y opositores que, aunque habían sido advertidos de mantenerse al margen, realizaron la primera gran marcha en dos meses.

Como resultado algunas personas terminaron en prisión y otras resultaron heridas.

Las protestas se dieron en diversas partes de Teherán, donde cientos de opositores se enfrentaron con la policía antidisturbios, que utilizó gases lacrimógenos.

A la oposición se le había prohibido organizar sus propios actos públicos tras la polémica reelección de Ahmadinejad en junio, que algunos aseguran fue manipulada.

La agencia estatal de noticias, Irna, dijo que el líder de la oposición, Mir Hossein Mousavi, se vio obligado a abandonar su automóvil al verse rodeado por manifestantes pro gubernamentales. El ex presidente, Mohammed Khatami, también fue atacado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.