M. Oriente: diálogo de paz "cuanto antes"

Obama, Netanyahu y Abbas
Image caption Obama reclamó un mayor compromiso cuanto antes para lograr el entendimiento.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hizo un llamado a los líderes israelíes y palestinos a actuar con un "sentido de urgencia" para reiniciar las conversaciones de paz.

Obama hizo estas declaraciones en Nueva York, donde sostuvo una reunión a tres bandas con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas.

El encuentro fue el primero entre Netanyahu y Abbas desde que el dirigente israelí asumiera su puesto en marzo pasado.

Luego de la reunión, el mandatario estadounidense dijo a los medios de prensa que "las negociaciones con estatus permanente deben empezar lo antes posible".

Antes del encuentro tripartito, paralelo al de la Asamblea General de la ONU, Netanyahu y Abbas conversaron por separado con Obama, quien definió ambos encuentros de "francos" y "productivos".

Además, Obama celebró el "progreso" entre las dos partes desde que él asumió el poder en enero, pero aclaró que todas las partes involucradas "tienen mucho por recorrer todavía".

El mandatario informó que el enviado especial de su gobierno para Medio Oriente, George Mitchell, se volverá a reunir la próxima semana con los negociadores de ambas partes.

Pero de acuerdo con el periodista de la BBC en Nueva York, Jeremy Bowen, pese a los deseos de Obama todo parece indicar que el proceso de paz regional seguirá bloqueado por ahora.

Desacuerdos

La falta de entendimiento entre israelíes y palestinos se hizo patente desde el mismo momento en que, en un comunicado, la Casa Blanca informó que Obama se reuniría con Netanyahu y Abbas "para sentar las bases del reinicio de las negociaciones y crear un contexto positivo".

¿Algo más que una foto?

Image caption La falta de entendimiento se hizo patente desde el mismo anuncio de la Casa Blanca sobre la reunión.

Días antes de la reunión, un portavoz israelí manifestó que no se suspendería la construcción en los asentamientos judíos en los territorios palestinos, como reclama la ANP para reanudar el proceso.

Según la corresponsal de la BBC en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Barbara Plett, algunos observadores veían el encuentro de este martes como un intento de Obama de obtener lo que sería un gran golpe diplomático.

Pero muchos sospechaban que no sería mucho más que la oportunidad de tomarse la foto, junto con un renovado compromiso de continuar el proceso, que se encuentra bloqueado desde la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza en diciembre pasado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.