R. Unido ofrece reducir submarinos atómicos

Submarino Trident
Image caption La propuesta de reducir los submarinos Trident divide la opinión de los líderes políticos en Gran Bretaña.

Esta semana se espera que el primer ministro británico, Gordon Brown le anuncie al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que está dispuesto a reducir, de cuatro a tres, la flota de submarinos que llevan armas nucleares.

Brown hará el ofrecimiento este jueves, en una reunión en Nueva York que busca frenar la proliferación de armas atómicas y disminuir las ya existentes reservas de ese tipo de armamento.

Sin embargo, trascendió que estos recortes se producen en el marco de un estudio del gobierno británico sobre mecanismos para reducir el cuantioso déficit de sus finanzas públicas. Además, especialistas desecharon la propuesta como simplemente "simbólica"

Ojivas nucleares

La reunión del Coonsejo de Seguridad en la que Gordon Brown hará su propuesta estará presidida por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El encuentro de mandatarios forma parte del proceso para diseñar un reemplazo del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, que impide que los países desarrollen armas de ese tipo.

Obama ha dicho que intentará negociar una reducción de ojivas nucleares con Moscú. El objetivo es que Estados Unidos y Rusia disminuyan la cantidad de 2.000 a 1.500. Ambos países poseen 95% de las ojivas de todo el planeta.

El gobierno de Gran Bretaña, por su parte, señaló que ha reducido sus reservas de ojivas de proyectiles nucleares, de 200 a 160. Sin embargo, muchos parlamentarios del gobernante partido Laboral preferirían acabar con todas.

¿Mero simbolismo?

De acuerdo con el profesor Ron Smith, economista especializado en el área de defensa, reducir los submarinos británicos de cuatro a tres, tendrá un efecto mínimo en el arsenal nuclear británico.

"La idea de tener cuatro de ellos es esencialmente porque uno servirá de reemplazo en caso de que uno de los tres se dañe", señaló Smith, en conversación con la BBC.

Downing Street ha insistido, además, en que su sistema de armas nucleares no es negociable.

El canciller británico, David Miliband, añadió: "Rechazamos un desarme nuclear unilateral, precisamente porque el mundo no puede acabar en una situación en la que las potencias responsables se deshagan de sus armas, pero el peligro de la proliferación nuclear siga latente".

"Como dijo el presidente Obama, en Praga, este es un objetivo a largo plazo que podría trascender varias generaciones", acotó el funcionario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.