Rusia podría sancionar a Irán

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, deslizó la posibilidad de apoyar sanciones a Irán si Teherán no acepta un control internacional sobre su programa nuclear.

Image caption Medvedev y Obama parecen haberse puesto de acuerdo respecto a Irán.

Después de reunirse en Nueva York con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Medvedev dijo que en algunos casos las sanciones son "inevitables".

Poco antes, un funcionario ruso no identificado admitió que Moscú apoyaría sanciones contra Irán si los inspectores de la ONU encontraran pruebas de un programa bélico nuclear iraní.

No obstante, el gobierno chino reiteró su oposición a imponer sanciones adicionales a Teherán, pues opta por una solución diplomática.

Esto sucede días antes de que Irán inicie una nueva ronda de conversaciones sobre su controvertido programa nuclear.

Según el enviado especial de la BBC a Nueva York, Jeremy Bowen, el fortalecimiento de las relaciones entre Moscú y Washington aumenta las probabilidades de que las sanciones contra Irán sean más duras.

Hasta ahora, el gobierno ruso decía que no aprobaría nuevas penalizaciones contra Teherán.

Polémica sobre misiles

Obama quiere que el grupo de los países más poderosos tenga una posición común de cara a las conversaciones de la próxima semana.

El 1º de octubre los cinco países del Consejo de Seguridad -el Reino Unido, China, Francia, Rusia y Estados Unidos- más Alemania se reunirán con autoridades iraníes en Ginebra para discutir el controvertido programa nuclear de Teherán.

Image caption El programa iraní alarma a Israel.

Los analistas coinciden en que si esas conversaciones no llegan a buen puerto Obama impondrá sanciones más duras contra ese país.

Hasta ahora Rusia –un aliado tradicional de Irán– se oponía a nuevas sanciones, pero después de la reciente decisión de Obama de suspender su escudo antimisiles en Europa, Moscú podría rever el tema.

Junto con China, que también tiene poder de veto, Rusia siempre se ha resistido a cargar las tintas en la ONU sobre el programa iraní.

En esta oportunidad es China el país que ha hecho un llamado para que se dupliquen los esfuerzos diplomáticos.

No obstante, el corresponsal de la BBC en Teherán, John Leyne, explicó que en el caso de que se discutan nuevas sanciones, China rara vez bloquea una moción cuando el resto de los miembros del Consejo de Seguridad está de acuerdo.

Favor con favor

Algunos analistas interpretan que con el cambio de postura de Rusia le está "devolviendo el favor" a Washington.

Medvedev dejó la puerta abierta a apoyar las sanciones tras reunirse con Obama y dijo que "aunque las sanciones raramente conducen a resultados positivos, en algunos casos son inevitables".

Tanto Obama como Medvedev apoyan el desarrollo nuclear iraní con fines pacíficos, pero ambos se oponen a la fabricación de armas nucleares.

"Lamentablemente, Irán ha violado demasiados compromisos internacionales", dijo Obama. En sintonía, el ruso dijo que "hay que ayudar a Irán a tomar las decisiones correctas".

Poco antes, un funcionario ruso citado por la agencia rusa RIA-Novosti admitió que Moscú no descarta apoyar las sanciones a Irán si hay "motivos objetivos".

Para Rusia, "el criterio para decidir esto no serán suposiciones ni apreciaciones personales" sino los informes y las recomendaciones de la OIEA - la agencia nuclear de la ONU- dijo el funcionario, según la agencia de noticias.

La Casa Blanca celebró estas declaraciones.

Irán asegura que su programa nuclear tiene fines exclusivamente pacíficos, pero las potencias de Occidente sospechan que pretende desarrollar armas nucleares.

Varias potencias han expresado preocupación sobre el supuesto programa bélico iraní en la asamblea de la ONU.

Mensaje iraní

Image caption Mientras Ahmadinejad hablaba, varias delegaciones se retiraron.

En su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad no se refirió al tema de manera directa, pero criticó a los países que, según él, impiden el desarrollo de otros bajo el pretexto de prevenir la proliferación de armas nucleares.

Ahmadinejad aprovechó su discurso para acusar a Israel de "políticas inhumanas en Palestina" y condenó la intervención militar que encabeza Estados Unidos en Irak y Afganistán.

Paralelamente, dijo que Irán está dispuesto a dar la mano a quien "se la extienda con honestidad".

Durante el discurso del iraní varias delegaciones –como la francesa y la estadounidense– se retiraron del recinto.

Según Bowen, el discurso de Ahmadinejad envió varios mensajes. Para sus seguidores, tuvo palabras más duras contra Israel.

Sin embargo, su referencia a dar la mano a otros países parece una réplica del lenguaje amigable hacia Irán que utiliza Obama, señala el enviado especial de la BBC.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.