Centrífugas y ajedrez diplomático

Planta nuclear en Irán (foto archivo)
Image caption Hasta ahora sólo se tenía conocimiento de una planta de enriquecimiento de uranio. La de Natanz.

La noticia de que Irán tiene una segunda planta de enriquecimiento de uranio es toda una revelación.

Ahora se complican los cálculos diplomáticos sobre cómo tratar con Teherán y las sospechas internacionales de que estaba desarrollando un programa de armas nucleares. Algo que siempre se negó.

Los iraníes aparentemente le dijeron a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) que sólo se trata de una planta piloto, todavía en construcción, que enriquecerá uranio para producir electricidad.

Hasta ahora se conocía de una planta en Natanz, cuya capacidad ha aumentado de manera significativa, aunque con equipos relativamente viejos.

Los iraníes también han estado experimentando con centrifugadores más avanzadas, clave para el proceso de enriquecimiento.

Lo que llevó a muchos expertos a sospechar que en Irán se estaba llevando una operación paralela clandestina.

Lea: Irán tiene otra planta para enriquecer uranio

El siguiente paso

De ser así, ¿por qué Irán revela la existencia de una segunda planta? ¿Será porque siente una creciente presión diplomática a propósito de los recientes eventos en las Naciones Unidas? ¿O escogió declarar la existencia de la planta ahora porque temía que de todas formas iba a salir a la luz pública?

El diario estadounidense New York Times informó que líderes de Estados Unidos, Reino Unido y Francia están a punto de afirmar que tienen pruebas de la existencia de la planta secreta.

Todo depende de lo que pase ahora.

¿Permitirá Irán que los inspectores de la AIEA revisen la planta? Y si se diera el caso, ¿qué encontrarán?

Este descubrimiento seguramente aumentará la presión del mundo occidental para apretar el tornillo diplomático en Irán.

No obstante, el hecho de que Teherán haya dado la información aparentemente de forma voluntaria podría alentar a otras potencias, como China, a sugerir que Irán merece un reconocimiento por su acción.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.