Última actualización: lunes, 28 de septiembre de 2009 - 12:00 GMT

"Abrumadoras" inundaciones en Filipinas

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Filipinas lleva adelante un masivo operativo de rescate tras las inundaciones provocadas por la mayor tormenta tropical en más de cuatro décadas en el país que acabó con la vida de por lo menos 140 personas y dejó a más de 435.000 desplazados.

El jefe del Consejo de Coordinación para Desastres Naturales, Anthony Golez, dijo que los servicios de rescate no estaban en capacidad de lidiar con la emergencia.

Las intensas lluvias del sábado llevaron a las autoridades a declarar el estado de calamidad en la capital, Manila, y en 25 provincias para permitir el uso de fondos de emergencia.

Helicópteros y botes inflables están siendo utilizados para rescatar a quienes quedaron atrapados en los techos de viviendas en Manila, que está en un 80% bajo agua.

Estamos concentrándonos en una operación de rescate masiva. Es sistema está abrumado, las unidades de gobierno local están abrumadas

Anthony Golez, Consejo de Coordinación para Desastres Nacionales

Muchas carreteras están bloqueadas por vehículos abandonados, lo que dificulta las labores de rescate. No hay electricidad y las líneas telefónicas están fuera de uso.

"Estamos concentrándonos en una operación de rescate masiva. Es sistema está abrumado, las unidades de gobierno local están abrumadas", declaró Gonlez a los periodistas.

Por sorpresa

El corresponsal de la BBC en Manial, Alistair Leithead, informa que a medida que las aguas bajan el énfasis de los operativos ha pasado de buscar sobrevivientes a distribuir asistencia a los cientos de miles de desplazados.

Fuertes lluvias y chapuzones han entorpecido los esfuerzos para entregar suministros y en una zona el nivel de las aguas se elevó otra vez debido a la saturación del suelo.

El corresponsal de la BBC señala que las inundaciones sucedieron súbita y dramáticamente, tomando a la mayoría de la población por sorpresa.

Desperdicios colgaban de los cables de electricidad a más de tres metros de altura y había autos volteados por la fuerza de la inundación.

El jefe de meteorología filipino culpó al cambio climático por la caída de 40 centímetros de lluvia sobre Manila en seis horas, cantidad equivalente a la que cae en un mes en la isla de Luzón, donde se encuentra la capital.

Pero otros culpan al inadecuado sistema de desagüe que permanece atascado de basura.

Caos

Hermanos bajo la tormenta

Autoridades culpan al cambio climático por la caída de 40 centímetros de lluvia sobre Manila en seis horas.

Las autoridades han advertido que nuevas inundaciones pueden golpear el norte del país pues la tormenta tropical Ketsana -conocida también como Ondoy- se está moviendo a través del archipiélago.

La presidenta de Filipinas, Gloria Arroyo, hizo el sábado un llamado a la calma y pidió donaciones

"Las inundaciones han creado un caos en las Filipinas y una estación de televisión reportó estar abrumada con la cantidad de llamadas de personas pidiendo ayuda", relató el corresponal de la BBC Neal Razzell.

En tanto, miles de pasajeros quedaron varados, ya que los aeropuertos, nacionales e internacionales, fueron cerrados.

Decenas de personas mueren cada año por inundaciones en esta nación insular de Asia durante la estación lluviosa y época de tifones, que suele durar de junio a diciembre.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.