El "héroe del Hudson" vuelve a volar

 Chesley Sullenberger
Image caption Fue su primer vuelo con el mismo copiloto y en la misma ruta.

Chesley Sullenberger no es sólo un capitán. Para muchos es el "héroe del Hudson", el piloto que consiguió acuatizar un avión de US Airways en mitad del neoyorquino río Hudson.

Eso sucedió hace ocho meses. Este jueves, "Sully" Sullenberger se puso a los mandos de otro aparato para realizar la misma ruta -de Charlotte, Carolina del Norte, al aeropuerto de La Guardia, Nueva York-, junto al mismo copiloto que lo acompañó en su hazaña, Jeffrey Skiles.

Su manejo del avión aquel 15 de enero salvó la vida de los 155 pasajeros que iban a bordo de la nave. Los motores habían fallado después de chocar contra una bandada de gansos.

En esta ocasión, el pasaje recibió una grata sorpresa al conocer el nombre de la persona que dirigiría el avión.

Y es que "Sully" es toda una estrella en Estados Unidos que incluso publicará un libro el próximo 13 de octubre: My Highest Duty: My Search for What Really Matters (Mi mayor deber: la búsqueda de lo que realmente importa).

"El mejor piloto del mundo"

"Me quedé sin palabras cuando descubrí que era él", dijo Don Lambert, viajero de la ciudad de Fort Mill, en Carolina del Sur.

"Es como volar con el mejor piloto del mundo solucionando problemas", dijo.

"Todo el mundo gritó de alegría y aplaudió en el avión", declaró Wyatt Smith, que también voló con él.

"Recliné mi asiento y me eché una siesta. Me sentí realmente bien por el hecho de que fuera él quien pilotara", añadió.

Image caption "Sully" pilotó otros dos aviones desde aquel accidente como parte de un programa de entrenamiento.

En una conferencia de prensa hecha en Nueva York después del vuelo, Sullenberger dijo que la gratitud recibida de sus pasajeros fue "un extraordinario regalo".

Éste no fue el primer vuelo desde el acuatizaje en el Hudson. Fue el capitán de otros dos aviones de pasajeros el pasado 11 de septiembre, aunque estos no eran vuelos oficiales, ya que formaban parte de un programa de entrenamiento.

"Hay tres razones por las que sentía que tenía que volver a volar", explicó. Una es volver a pilotar "junto a Jeff (Skiles)", otra tener "otro vuelo después de aquel, pese a que el de ese día tuvo un resultado magnífico", y la tercera el "compromiso" que siente hacia su profesión y la compañía para la que trabaja, explicó.

Como explicó el corresponsal de la BBC en Nueva York, Matthew Price, Sullenberger seguirá pilotando aviones de manera ocasional, aunque ahora se centrará en enseñar seguridad aérea y en recordar a las aerolíneas el valor de contar "con pilotos que peinen canas".

Contenido relacionado