Tifón amenaza Filipinas

Los meteorólogos pronostican que el tifón Parma tocará tierra en las Filipinas en las próximas horas del sábado, a una semana de que el país fuera azotado por el huracán Ketsana.

Image caption La presidenta declaró el estado de calamidad nacional.

La presidenta, Gloria Arroyo, declaró el estado de calamidad nacional y se les ordenó a unas 33.000 personas que abandonen sus hogares por encontrarse en el camino que recorrerá la tormenta.

Además, la Armada de Estados Unidos anunció que tiene dos barcos anclados en la Bahía de Manila listos para ayudar en caso de que sea necesario.

Varias naciones del sudeste asiático todavía están devastadas por el reciente paso del tifón Ketsana, que mató a casi 300 personas en las Filipinas, y a más de 100 en Camboya, Laos y Vietnam la semana pasada.

A primeras horas de este sábado, Parma alteró su curso levemente y se preveía que tocara tierra en la provincia de Aurora, cerca del extremo norte de la isla de Luzón, más tarde en el día.

Inundaciones

Funcionarios dijeron que se trasladaba a 175 kilómetros por hora, por debajo de la velocidad que mantenía horas antes de 230 kilómetros por hora, pero aún cuenta con potencial de producir daños.

Ahora, se prevé que golpee regiones menos pobladas, aunque pueda impactar áreas que circundan la capital, Manila, que se está recuperando de las inundaciones severas de la semana pasada.

"Nos preocupan los efectos que pueda aparejar la caída de más lluvias en el trabajo de socorro que se está realizando en las áreas inundadas, ya que el nivel del agua puede elevarse de nuevo", declaró el secretario de Defensa, Gilberto Teodoro, en la televisión nacional.

Partes del país cerca de Manila permanecen inundadas después de que Ketsana provocara precipitaciones equivalentes a las de un mes de lluvias en sólo 12 horas el sábado 26 de septiembre.

Cientos de miles siguen sin hogar en el centro y la periferia de Manila.

"Las agencias de asistencia internacionales y el gobierno todavía están lidiando con tamaña tarea que les dejó Ketsana", señala el corresponsal de la BBC en Filipinas Alastair Leithead.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.