Indonesia lucha por recuperarse

Los equipos de rescate continúan con la búsqueda de las 3.000 personas desaparecidas como consecuencia del terremoto que sacudió a la isla de Sumatra, Indonesia, el miércoles pasado, mientras los negocios y las escuelas tratan de volver a sus actividades normales.

Image caption Los socorristas indican que las posibilidades de encontrar sobrevivientes son muy remotas.

Los socorristas indican que las posibilidades de encontrar sobrevivientes, especialmente en las zonas más alejadas, son muy remotas.

El sismo de magnitud 7,6 en la escala de Richter que afectó principalmente a Sumatra Occidental dejó al menos 1.000 muertos. La ministra de Salud de Indonesia, Siti Fadillah Supari, estimó que el número de víctimas fatales puede ascender a 3.000.

La ayuda internacional sigue llegando al país, pero las lluvias intensas y los edificios colapsados por el terremoto está dificultando su tarea.

"El desafío es llevar los materiales donde más se los necesita", observa la corresponsal de la BBC para el Sudeste Asiático Rachel Harvey.

Mientras un aluvión de ayuda internacional ha llegado a la ciudad costera y capital provincial, Padang, decenas de aldeas remotas apenas han recibido material de emergencia debido a que las carreteras están inundadas.

Fuentes oficiales informaron que Naciones Unidas dará por terminados sus esfuerzos en 48 horas.

Además, el Ministerio de Salud indonesio señaló que hasta cinco pueblos desaparecieron por causa del terremoto.

"Normalidad"

Las autoridades indicaron que un total de 180.000 edificios fueron destruidos o dañados severamente, entre los que se cuentan cientos de escuelas. Sin embargo, el gobierno pidió que se reinicien las clases lo más pronto posible para tener una cierta "normalidad".

Las escuelas están brindando asesoría a los niños en carpas improvisadas, a la vez que se ve a los negocios reabrir en Padang.

"La economía está funcionando a un 60%. Hoy (lunes) los estudiantes están yendo al colegio, los empleados gubernamentales están yendo a trabajar. Parece que nos estamos recuperando", dijo Fauzy Bahar, un funcionario del gobierno.

También especificó que la electricidad está a un 60%, el suministro de petróleo está a un 100%, pero el suministro de agua se encuentra a un 40%.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que sufre unos 7.000 terremotos al año, la mayoría moderados.

El 26 de diciembre de 2004, un sismo de 9,1 grados sacudió el norte de Sumatra y provocó un tsunami que sembró la destrucción en una docena de naciones bañadas por el Océano Indico y mató a más de 226.000 personas.

Testimonios: "Dios, ayuda a mi hija"

Contenido relacionado