Turquía y Armenia, listos para reconciliarse

Protestas en Armenia
Image caption Varios miles de personas protestaron en las calles de Ereván en contra de la suscripción de los acuerdos.

Armenia y Turquía se disponen a firmar este sábado un histórico acuerdo que pondrá fin a un siglo de hostilidades entre los dos países.

La firma de los protocolos es fruto de meses de conversaciones llevadas a cabo con la mediación de Suiza.

La ceremonia de rúbrica de los acuerdos debe celebrarse en Zurich y a ella se espera que asistan, entre otros, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton; el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner; el canciller de Rusia, Sergei Lavrov, y el alto comisionado de Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana.

El anuncio de la firma del acuerdo no fue bien recibido por algunos sectores de la sociedad armenia, que protestan porque Ankara no reconoce como genocidio la matanza de cientos de miles de sus compatriotas a manos del Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial.

Según los armenios, más de un millón y medio de personas murieron entre 1915 y 1917, aunque los turcos sostienen que la cifra oscila entre 300.000 y 500.000, y niegan que se tratara de un genocidio.

En el pasado, varios países, entre ellos Francia y Canadá, así como el Parlamento Europeo, han reconocido formalmente el genocidio armenio como un acontecimiento histórico.

De hecho, en Francia rige una ley que sanciona el hecho de negarlo.

Varios miles de personas protestaron el viernes en las calles de Ereván, la capital de Armenia, en contra de la firma de este sábado.

"El reconocimiento internacional del genocidio armenio se verá entorpecido por la firma y ratificación (de este acuerdo)", dijo Vahan Hovanissyan, parlamentario del partido nacionalista Dashnak Tsutyun.

"Hoja de ruta"

Image caption Armenia está enfrentada con Azerbaiyán por el enclave de Nagorno Karabaj.

Los esfuerzos por acercar a Turquía y Armenia empezaron con la visita a Ankara, en abril de este año, del presidente de EE.UU., Barack Obama, señaló el corresponsal de la BBC en Estambul David O'Byrne.

Ese mes se estableció una Hoja de Ruta para normalizar las relaciones entre los dos países.

Los protocolos que se firmarán este sábado prevén el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la creación de una comisión de historiadores independientes que estudiarán la cuestión del genocidio.

Otro aspecto de importancia que se menciona en los acuerdos es la apertura de la frontera común de 325 kilómetros, que fue cerrada en 1993 por Turquía como una muestra de apoyo a Azerbaiyán en su conflicto con Armenia por el enclave de Nagorno Karabaj.

Este, formalmente en territorio azerbaiyano, está poblado y "de facto" gobernado por armenios, y su estatus ha sido objeto de conversaciones entre ambas partes desde 1994, tras un conflicto armado.

Turquía decidió apoyar a Azerbaiyán -con el cual tiene lazos políticos y étnicos- con la esperanza de cerrar un acuerdo energético de gran relevancia, señaló en su momento el corresponsal David O'Byrne.

Ahora Ankara ha dado garantías a Azerbaiyán de que el restablecimiento de contactos diplomáticos con Armenia acelerará la solución del enquistado problema de Nagorno Karabaj.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, señaló que, tras ser firmados por los ministros de exteriores de Turquía y Armenia, los acuerdos deberán ser aprobados por los Parlamentos de ambos países.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.