San Petersburgo se alza por una torre

Manifestantes en San Petersburgo
Image caption Los manifestantes señalaron que la torre afectará el carácter histórico de su ciudad.

Alrededor de 3.000 personas salieron a manifestar en la ciudad rusa de San Petersburgo contra los planes de la gigante estatal Gazprom de construir un rascacielos.

A principios de este mes, las autoridades de la segunda ciudad en importancia de Rusia habían aprobado la construcción de una torre de cristal de 77 pisos, que se llamará el Centro Okhta.

Los manifestantes señalan que la infraestructura de 400 metros de alto, que pretende levantar la empresa rusa, alterará el paisaje de la histórica ex capital imperial.

De hecho, San Petersburgo está en la lista de la Organización Cultural de Naciones Unidas, UNESCO, como uno de los patrimonios mundiales del mundo.

Riesgo

Image caption Los diseñadores describen la torre como una aguja de cristal que se tuerce.

De acuerdo con ese organismo, la construcción de esa torre podría poner en peligro la permanencia de San Petersburgo en su lista de tesoros de la humanidad.

El sábado, los manifestantes gritaron consignas como “No a la torre” y “La historia es más importante que el dinero”.

El ministro de Cultura de Rusia, Alexander Avdeyev, también se ha opuesto a la obra arquitectónica.

El funcionario le solicitó a la Fiscalía determinar si la aprobación del proyecto dada por el gobierno local viola la legislación federal rusa.

La edificación ha sido diseñada por la compañía británica RMJM y podría llegar a costar US$2.400 millones.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.