EE.UU. sugiere, Rusia se abstiene

Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE.UU. y Sergei Lavrov, canciller de Rusia
Image caption Tras el encuentro con Lavrov, Clinton se reunirá con el presidente ruso.

Pese a que el encuentro entre los jefes de la diplomacia de Estados Unidos y Rusia fue calificado como positivo, Hillary Clinton no consiguió de Moscú un compromiso para implementar nuevas sanciones contra Irán.

En cambio, ambos países han acordado trabajar juntos para garantizar que el programa nuclear iraní persiga objetivos pacíficos.

"Irán tiene el derecho a (poseer) energía pacífica, pero no tiene derecho a armas nucleares (…) En eso, Rusia coincide con nosotros", dijo la secretaria de Estado de Estados Unidos, quien se encuentra en la capital rusa.

Tras reunirse con su homólogo Sergei Lavrov, Clinton indicó que Irán continúa siendo un "asunto de seria preocupación.

Uno de los objetivos de la funcionaria, según analistas, era conseguir el apoyo de Rusia para sentar una posición internacional más contundente frente al programa nuclear iraní.

Reserva

Image caption Rusia es clave en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por su poder de veto.

De hecho, funcionarios estadounidenses han señalado que la Casa Blanca quiere el apoyo ruso o, al menos, la garantía de que Moscú no se opondrá a sanciones más severas contra Irán, si esta nación no cumple con sus obligaciones internacionales.

Pero, pese a admitir que Rusia –que tiene poder de veto dentro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas- ha sido extremadamente colaboradora, Clinton no logró un pronunciamiento categórico por parte de Moscú.

Lavrov señaló que era contraproducente amenazar con nuevas sanciones en las actuales condiciones y que su país tenía una posición "muy reservada" al respecto.

La misma funcionaria indicó, al término de la reunión, que el momento para nuevas sanciones contra Irán no ha llegado. Las negociaciones, dijo, son el mejor método en esta etapa.

Crucial

Lo que fue positivo, según ambas partes, es el considerable progreso al que llegaron en torno al establecimiento de un nuevo tratado para reducir sus respectivos arsenales nucleares.

Clinton dijo que las dos principales potencias atómicas del mundo tienen la responsabilidad de mostrar su liderazgo en el proceso de desarme nuclear.

De acuerdo con el corresponsal de la BBC en Moscú, Richard Galpin, la visita de Clinton se produce en un momento crucial en las relaciones de ambos países.

Tradicionalmente Rusia se ha opuesto a que se impongan sanciones más estrictas a Irán, pero el presidente Dimitri Medvedev parece haber cambiado su opinión tras conocer la existencia de una segunda planta de enriquecimiento de uranio en la nación del Medio Oriente.

El 24 de septiembre de este año, el presidente ruso deslizó la posibilidad de apoyar sanciones a Irán si Teherán no acepta un control internacional sobre su programa nuclear.

Tras reunirse en Nueva York con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Medvedev dijo que en algunos casos las sanciones son "inevitables".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.