Irak cuenta sus muertos

Sobreviviente de ataque en Iraq.
Image caption El informe oficial indica que cerca de 85,000 iraquíes murieron violentamente entre 2004 y 2008.

Un poco más de 85.000 iraquíes murieron en ese país de manera violenta entre 2004 y 2008, según el primer estimativo del gobierno iraquí desde el comienzo de la guerra.

La cifra está basada en los certificados de defunción expedidos por el Ministerio de Salud e incluye a 15.000 cuerpos sin identificar.

El dato cuenta las muertes violentas de militares, policías y civiles, pero no incluye a extranjeros ni a insurgentes.

Intentos previos por calcular el número de muertos resultaron controversiales.

Informes anteriores utilizaron varios métodos distintos para llegar a estimaciones que iban desde 100.000 a más de medio millón de muertos desde 2003.

El Ministerio de Derechos Humanos incluyó la cifra más reciente en un informe más amplio acerca de la situación de derechos humanos en el país.

"Datos terribles"

Los números no incluyen los primeros meses de la guerra después de la invasión que encabezó Estados Unidos en 2003, ya que no había ningún gobierno iraquí funcionando que pudiera llevar la cuenta.

"Mediante los ataques terroristas incluyendo las explosiones, los asesinatos, los secuestros y desplazamientos forzados, los grupos por fuera de la ley han generado estas cifras terribles que representan un gran reto para el imperio de la ley y para el pueblo iraquí", señala el informe.

Entre los muertos se cuentan 1.279 niños, 2.334 mujeres, 263 profesores universitarios, 21 jueces, 95 abogados y 269 periodistas.

Los datos cubren solamente las muertes violentas, tales como las resultantes de tiroteos, bombardeos, ataques con mortero y decapitaciones.

No incluyen factores indirectos como daños a la infraestructura y a la atención médica, que contribuyeron a más muertes.

Cerca de 148.000 personas resultaron heridas durante el mismo periodo.

Conservador

Image caption Las cifras de muertos por la violencia en Irak siguen generando polémica.

El corresponsal de la BBC en Bagdad, Gabriel Gatehouse, informa que aunque las cifras resulten aterradoras, son relativamente conservadoras.

Defensores y críticos de la invasión se han acusado mutuamente de manipular los datos para promover sus respectivos objetivos políticos, señala el corresponsal.

La realidad es que, entre el caos y la violencia que siguió a la invasión, puede que nunca se sepa la cifra verdadera.

Los datos más recientes de la organización no gubernamental Iraq Body Count, un grupo que busca hacerle seguimiento a las víctimas civiles desde que comenzó la guerra, estiman que el número de muertos llega a 93.540.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.