Madrid prepara marcha antiaborto

Mujer embarazada
Image caption El gobierno español busca reformar las leyes acerca del aborto.

Se espera que miles de personas marchen este sábado en Madrid para oponerse a los planes del gobierno español para liberalizar las leyes que regulan el aborto en ese país.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, desea introducir la posibilidad de que el aborto le sea autorizado a quien lo solicite.

En este momento, un embarazo solo puede ser terminado en España bajo circunstancias específicas.

Es el más reciente de una serie de asuntos éticos que han enfrentado al gabinete socialista contra la derecha católica española.

"Derechos y respeto"

La marcha del sábado ha sido denominada "Cada vida importa", y los organizadores esperan que cientos de miles de personas de toda España tomen parte.

La manifestación agrupa a más de 40 grupos religiosos y de la sociedad civil.

Ellos exigen que el gobierno retire el proyecto de ley actualmente en discusión por la legislatura, que permitiría el aborto a voluntad durante las primeras 14 semanas de embarazo.

También permitiría que las mujeres de 16 y 17 años de edad se practiquen un aborto sin el conocimiento de los padres.

La ley vigente en España, que data de 1985, permite el aborto en casos de violación y cuando hay señales de anormalidad en el feto.

Las mujeres españolas también pueden interrumpir un embarazo si su salud física o sicológica está en riesgo. En la práctica, esta última categoría ha sido usada para justificar la gran mayoría de los abortos, de los cuales hubo 112.000 en 2007.

Este es el más reciente punto de contención ético entre la derecha católica y el gobierno socialista, que legalizó el matrimonio homosexual y ha hecho más fácil el divorcio.

El gobierno dice que la nueva ley está basada en el respeto y los derechos para las mujeres, y que cualquiera que desee interrumpir un embarazo recibirá primero una explicación de las alternativas, incluyendo la ayuda estatal para las madres jóvenes.

También argumenta que su propuesta hará más seguro el aborto, al asegurar que el procedimiento no ocurra más allá de las 22 semanas de un embarazo.

En años recientes se han revelado casos impactantes en los que médicos llevaron a cabo abortos en mujeres con ocho meses de embarazo, con la justificación de que su salud mental estaba bajo amenaza.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.