Karzai acepta segunda vuelta electoral

Hamid Karzai (derecha) al anunciar su decisión, 20 octubre 2009
Image caption A pesar de sus palabras, Karzai estaría furioso ya que considera que le robaron las elecciones.

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, aceptó ir a una segunda vuelta electoral que se celebrará el 7 de noviembre.

Ésta tendrá lugar entre Karzai y su principal rival, Abdullah Abdullah.

El anuncio tiene lugar un día después de que la Comisión de Quejas Electorales (ECC, por sus siglas en inglés), auspiciada por Naciones Unidas, descubriera "pruebas claras y convincentes de fraude en los sufragios" celebrados en agosto.

Usted ¿qué opina? ¿Qué debe hacer Occidente?

La Comisión rebajó los votos de Karzai en los comicios del 54,6% al 48,3% -comparado con el 28% de votos de su rival Abdullah Abdullah- por lo que era necesario celebrar una segunda vuelta.

El mandatario dijo que aceptaba el dictamen de la ECC, una decisión que considera legal y constitucional y un "paso adelante" para la democracia afgana.

"Éste no es el momento para hablar de investigaciones, es el momento para avanzar hacia la estabilidad y la unidad nacional", afirmó en una conferencia de prensa junto al senador estadounidense, John Kerry.

Karzai añadió que deseaba que la participación electoral fuera mayor que en la primera ronda.

Sin garantías

Debió de ser una decisión dura para Karzai ya que, tal como apunta el corresponsal de la BBC en Kabul, Martin Patience, el mandatario está furioso porque piensa que le han robado las elecciones.

De hecho, sólo dio su brazo a torcer después de que la Comisión Electoral Independiente (IEC, por sus siglas en inglés) -institución muy cercana a Karzai- aceptara las recomendaciones de la ECC.

El corresponsal señala que el reto ahora es logístico debido a las dificultades de conseguir que las papeletas lleguen a todo el país y a los problemas de seguridad.

Patience añade además que "no hay absolutamente ninguna garantía que la nueva votación esté libre del fraude que afectó la primera".

Sin embargo, al menos por ahora se han evitado los enfrentamientos entre los partidarios de los dos rivales políticos que se temía que tuvieran lugar si no se resolvía la parálisis política.

Reacciones

Image caption El anuncio de Karzai fue seguido con gran expectación por muchos afganos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio la bienvenida al anuncio de Karzai, describiéndolo como un importante y constructivo paso adelante.

"Ahora es vital que todos los miembros de la sociedad afgana sigan unidos para avanzar la democracia, la paz y la justicia", afirmó.

Responsables estadounidenses afirmaron que Obama todavía no había tomado la decisión de enviar 40.000 tropas más a este país asiático antes de la segunda vuelta.

En los últimos días, líderes y diplomáticos occidentales intentaron asegurarse de que Karzai aceptara los resultados de la Comisión e ir a una segunda vuelta.

Antes de los comentarios de Karzai, el canciller francés, Bernard Kouchner, dijo que esto era "muy importante" y que el mandatario afgano era "suficientemente inteligente" para aceptarlos.

"Me parece que una segunda vuelta es muy importante porque demuestra la salud de la democracia, y que Afganistán siga la senda democrática es bueno", afirmó a la radio francesa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.