De Guantánamo a EE.UU.

Detenido en Guantánamo (Foto de archivo)
Image caption Los presos de Guantánamo podrán ser enjuiciados en EE.UU.

El Senado de Estados Unidos aprobó este martes que los presos de Guantánamo sospechosos de terrorismo sean enjuiciados en suelo estadounidense, liberando de un obstáculo al gobierno del presidente Barack Obama, que busca cerrar este centro de detención.

La decisión, que había sido aprobada la semana pasada por la Cámara de Representantes, permite que los detenidos en la prisión ubicada en la isla de Cuba sean llevados a Estados Unidos con el solo propósito de afrontar juicios en su contra en cortes federales. Ahora, sólo necesita ser refrendada por Obama para que se convierta en ley y entre en vigor.

Lea: Claves del cierre de Guantánamo

La iniciativa legal establece condiciones para la transferencia de prisioneros y prohíbe la liberación en Estados Unidos de cualquiera de estos detenidos.

La propuesta contó con 79 votos a favor y 19 en contra.

El senador demócrata Dick Durbin defendió la aprobación de la legislación afirmando que "Guantánamo debe ser cerrada porque se ha convertido en una herramienta de reclutamiento para al-Qaeda y otros terroristas".

Mientras que el republicano Saxby Chambliss aseguró que "enjuiciar a estos individuos en nuestras cortes estadounidenses simplemente no funcionará, y hay demasiado en riesgo como para otorgar beneficios sin precedentes de nuestro complejo sistema de procedimientos de seguridad a extranjeros capturados fuera del país en tiempo de guerra".

El corresponsal de la BBC en Washington, Richard Lister, destaca que esta legislación significa una victoria para Obama, quien prometió cerrar Guantánamo para fines de enero de 2010, aunque se le hizo difícil establecer arreglos alternativos para los reos.

Dos cuestiones controvertidas

Sin embargo, el proyecto no soluciona el tema de qué les pasará a esas personas una vez que se haya finalizado el proceso judicial en su contra.

Por un lado, no permite que los condenados sean encarcelados en Estados Unidos, pero tampoco permite que los absueltos sean liberados en tierras estadounidenses.

"Estas dos cuestiones siguen siendo altamente controvertidas entre los que se oponen a que los presos de Guantánamo permanezcan en Estados Unidos, más allá de su culpabilidad, pero el gobierno tiene pocas opciones disponibles", subraya el corrresponsal.

Eso se decidirá con leyes futuras o quizás a través de la Corte Suprema, acota el periodista de la BBC, Emilio San Pedro.

En efecto, la máxima instancia judicial anunció que va a considerar si los jueces deberían ser capaces de ordenar al gobierno que deje que los detenidos absueltos permanezcan en Estados Unidos, si ningún otro país los acepta.

Este es el caso de 17 chinos uighurs detenidos en Guantánamo, que fueron juzgados hace seis años y declarados que no son una amenaza para Estados Unidos.

Sin embargo, no han sido repatriados a China donde son objeto de persecución, según afirman sus abogados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.