Afganistán: elecciones "tendrán credibilidad"

Kai Eide
Image caption Eide reconoció que costó convencer a Karzai que aceptara una segunda vuelta electoral.

El enviado especial de Naciones Unidas a Afganistán, Kai Eide, aseguró que la segunda vuelta de las elecciones se realizará en dos semanas, a pesar de los rumores sobre un posible acuerdo pre electoral entre los dos candidatos.

Eide reconoció en una entrevista con la BBC que las personas irán a votar bajo circunstancias extremadamente difíciles.

No obstante considera que se han delineado los planes correctos para limitar el fraude y asegurar que el voto sea más creíble.

Lea: "En todas partes hay fraude"

El máximo representante de la ONU en ese país dijo que fue muy difícil lograr que el presidente Hamid Karzai aceptara una segunda vuelta.

Horas antes se especuló que Karzai y su rival, Abdullah Abdullah, negociaron un acuerdo que les permitiría compartir el poder.

La información se produce poco después de que la ONU anunciara que sustituirá 200 altos mandos en ese país involucrados en casos de fraude electoral.

"Determinación firme"

Durante la entrevista con Lyse Doucet, de la BBC, Eide admitió que ha habido días de discusiones difíciles en Kabul para convencer a Karzai que aceptara una segunda ronda de votaciones el 7 de noviembre.

Eide explicó que todavía existían tensiones entre Afganistán y sus socios extranjeros, pero subrayo que era hora de seguir adelante.

En la segunda vuelta, los centros de votación donde se registraron importantes casos de fraude no serán reabiertos y no se concocará a personas que estuvieron involucradas en la manipulación de votos.

"Pero no debemos ser ilusos. No podemos hacer cambios profundos en las dos semanas que quedan", aclaró el enviado de la ONU.

Eide dijo que tanto la organización como la Comisión Electoral Independiente de Afganistán siempre tuvieron en cuenta la posibilidad de una segunda vuelta.

Cuando se le preguntó sobre rumores de que Karzai y Abdullah discutían un pacto que evitaría la realización de una segunda ronda, Eide dijo que los afganos debían tomar sus propias decisiones y salir adelante, pero que los comicios seguían en marcha.

"Las elecciones se celebrarán. Hablando con ambo candidatos y con su gente, existe la determinación firme de hacerlas y de asegurarnos de que quien sea electo obtendrán más del 50% requerido por la constitución", apuntó.

El candidato de la oposición, Abdullah, le dijo el martes a la BBC que era poco probable formar un gobierno de coalición, pero agregó que si las elecciones resultaban imposibles "por razones prácticas" los dos rivales necesitaban hablar para encontrar una solución alternativa.

"Calumnia"

En las últimas semanas Eide ha estado bajo mucha presión, pues fue acusado por su segundo al mando, Peter Galbraith, de fracasar en el manejo de la situación de fraude esparcido en todo el país.

No obstante el enviado especial insiste en que la Comisión de Denuncias Electorales (cuyas siglas en inglés son ECC), asistida por la ONU son una prueba de que el proceso ha funcionado.

"Han habido mentiras, han habido calumnias", reconoció el funcionario, pero al final, las críticas de Galbraith "se ha reducido a una nota al pie en la historia de las elecciones afganas".

Los primeros resultados electorales sugieren que Karzai obtuvo el 55% de los votos durante la primera vuelta celebrada en agosto, mientras que el ex canciller Abdullah obtuvo el 28%.

Pero el lunes la ECC ordenó que se descontaran los votos de 210 centros de votación, de los 380 que se instalaron en el país.

Esto significó que el total de papeletas a favor de Karzai se redujo a menos del 50% requerido para evitar una segunda vuelta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.