Encendida polémica por programa de la BBC

Imagen de tv del programa en que participó Griffin, segundo desde la derecha
Image caption A pesar de las protestas, Griffin participó del programa de la BBC.

Cientos de manifestantes antifascistas protestaron en el Centro de Televisión de la BBC, en Londres, en contra de la participación del líder del Partido Nacional Británico (BNP, por sus siglas en inglés) y eurodiputado, Nick Griffin, en el programa Question Time.

Si bien la grabación del programa finalizó a las 21:15 hora local (20:15 GMT), cientos de manifestantes se mantuvieron varias horas más en las afueras del edificio, aunque de manera pacífica. Anteriormente, unas 25 personas habían irrumpido en la BBC luego de traspasar las líneas policiales.

Griffin, que fue abucheado al inicio de la grabación, ya se retiró de las instalaciones.

Durante el programa -que se emite en la noche de este jueves en BBC One- el panel de entrevistadores cubrió varios tópicos, incluyendo una pregunta a Griffin sobre si es justo que el BNP use imágenes de Winston Churchill en sus campañas.

La BBC ha defendido el programa, alegando que su obligación es ser imparcial.

Críticas

¿Es válido invitar a un programa de televisión al líder de un partido considerado por muchos racista y fascista? La BBC cree que sí. Y su decisión ha causado revuelo y expectativa en el Reino Unido.

Image caption Unos 25 manifestantes irrumpieron en el edificio de la BBC en protesta por la presencia de Griffin.

La presencia de Griffin generó duros cuestionamientos a la cadena británica, que tuvo que salir a defender su decisión.

Las críticas llegaron desde el propio gobierno. El secretario del Interior, Alan Johnson, aseguró que permitir a Griffin aparecer en el programa le da a su partido "una legitimidad que no merece".

Y el secretario de Estado para Gales, Peter Hain, llegó a advertir a la cadena de que podría enfrentarse a una demanda. Dijo que la invitación al BNP "apesta" y aseguró que un partido que "ataca a judíos, musulmanes y personas negras" no debe ser tratada como una organización respetable.

Participe: ¿Tiene validez cualquier ideología?

"Sería censura"

En una carta publicada este jueves en el diario The Guardian, el director general de la BBC, Mark Thompson, expresó que el público tiene derecho a conocer toda la gama de perspectivas políticas y que no invitar al BNP era un caso de censura.

Thompson manifestó que si las autoridades no quieren que se transmitan las opiniones del BNP tendrían que prohibirlo expresamente como hizo el gobierno conservador de Margaret Thatcher en la década de los años 80 con el partido Sinn Fein, brazo político del Ejército Republicano Irlandés.

En esa misma línea, el vicedirector general de la BBC, Mark Byford, aseguró que no es el papel de la BBC censurar a este partido, que sólo acepta a personas de raza blanca entre sus filas.

Para Byford, la votación europea -en la que recibió casi un millón de votos- se traduce en que la BBC debe permitir la participación del BNP en el programa por "responsabilidad de la debida imparcialidad".

"Ellos deben tener el derecho a ser escuchados, ser desafiados, para que el público (...) forme su propia opinión acerca de la posturas de BNP", agregó.

En torno al Centro de Televisión de la cadena, en Londres, donde se encuentran los estudios del programa, se dispuso un fuerte dispositivo de seguridad, ya que se esperaba la presencia de activistas anti-fascistas, explicó Jane Warr, de la BBC.

La noche del miércoles, unas 400 personas, entre ellas estrellas del pop, escritores y sindicalistas, participaron de una manifestación en contra del programa.

El BNP obtuvo por primera vez dos escaños del Parlamento Europeo en las últimas elecciones, pero no tiene representación parlamentaria en Gran Bretaña. En las últimas elecciones generales el partido obtuvo el 0,7% del voto popular.

En el programa de BBC One también participaron representantes del Partido Conservador, del Laborismo y del Partido Liberal Demócrata.

El secretario Hain le había pedido al BBC Trust, el órgano que vela por la independencia y transparencia de la corporación, que no avalara la participación de Griffin

Sin embargo, este miércoles el órgano dio luz verde a la participación del político en el espacio televisivo.

Griffin calificó de "histérica" la reacción en contra de su presencia en el programa y se mofó de la "élite política estúpida" que, según él, le ha dado más publicidad a su organización.

¿Un nuevo Le Pen?

El BNP fue fundado en 1982 y ha estado en el centro de la polémica pues su constitución establece que sólo personas blancas pueden pertenecer al partido.

Sin embargo, en las últimas semanas Griffin acordó solicitar a su partido enmendar sus estatutos para que no discriminar por motivos de raza o religión.

El órgano de supervisión de la igualdad en el Reino Unido había asegurado que las cláusulas del BNP iban en contra de la ley.

El partido solamente está abierto a personas de "grupos étnicos autóctonos británicos".

La aparición de Griffin tiene, según algunos, un claro paralelismo con la primera aparición del político de la extrema derecha en Francia Jean-Marie Le Pen en un programa de la televisión francesa en 1984.

Jim Shields, profesor asociado en Estudios Franceses en la Universidad británica de Warwick, le aseguró al programa Today, de la BBC, que Le Pen supo cómo utilizar el espacio para ganar una aceptación que antes no tenía.

Le Pen participó en el programa La hora de la verdad, al que luego definió como "la hora que lo cambió todo".

"Creo que hay un gran paralelismo entre lo que pasó en Francia 25 años atrás y lo que está pasando ahora en el Reino Unido", aseguró Shields.

"Está claro que el programa de televisión tuvo una repercusión real en la legitimación de Le Pen y en atraer a gente nueva a su partido", agregó el porfesor, quien es autor del libro La extrema derecha en Francia: Desde Pétain a Le Pen.

A mediados de los años 80, Le Pen era electoralmente insignificante en la política francesa a nivel nacional. Varios años más tarde, en las elecciones de 2002 obtuvo casi el 17% de los votos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.