Congresistas lanzan legislación de salud

Nancy Pelosi, presendente de la Cámara de Representantes de EE.UU.
Image caption El proyecto de ley pasa ahora a votación en la Cámara de Representantes.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, develó un proyecto de ley que extendería el seguro de salud a 36 millones de ciudadanos más.

La líder de la mayoría demócrata dijo que la legislación suministraría cobertura a costo módico a 96% de estadounidenses.

También permitiría al Gobierno vender seguros de salud en competencia con las empresas privadas y obligaría a éstas a ofrecer cobertura a pacientes con condiciones médicas preexistentes.

El proyecto de ley es la más reciente etapa en una ardua batalla sobre la reforma del sistema de salud.

El presidente Barack Obama ha hecho de la reforma el tema central de su agenda nacional.

Desde los escalones del Capitolio en Washington D.C., Pelosi denominó la legislación como "un momento histórico para nuestra nación y nuestras familias".

Añadió que el proyecto de ley incluiría la llamada "opción pública", que se refiere a la polémica nueva opción de seguros administrados por el gobierno.

Versión atenuada

No obstante, esta opción pública que presentó es una versión atenuada de la que los legisladores más liberales del Partido Demócrata habían exigido y que había estancado el debate de la reforma.

Obama recibió con beneplácito el proyecto de ley en un comunicado escrito subrayando que "una opción pública que compite con las aseguradoras privadas es la mejor manera de garantizar la variedad y competencia que están tan necesitadas en el mercado actual".

El proyecto de ley pasará a votación en la Cámara de Representantes tan pronto como la semana entrante.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, explica que aún le queda un buen trecho a la iniciativa para convertirse en ley, ya que lo que eventualmente apruebe la Cámara Baja deberá sintetizarse con lo que salga del Senado, que principios de la semana había presentado su versión del texto.

Sin embargo, Chirinos explica que los demócratas no parecen tener garantizado el apoyo mínimo necesario para sus proyectos, por lo que es posible que sufran fuertes modificaciones y requieran largas negociaciones para convencer, no sólo a la oposición republicana, sino a varios demócratas que no están seguros de la iniciativa.

Si se da que la Cámara Baja y el Senado aprueben sus propias versiones, una comisión de conferencia, compuesta de legisladores de senadores y representantes, se reunirá para reconciliar las dos.

Si entonces ambas cámaras votan a favor de la versión reconciliada, la legislación pasa al despacho del presidente para que sea firmada y promulgada.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.