España: tensión por un barco secuestrado

Alakrana
Image caption El Alakrana fue secuestrado el pasado 2 de octubre en el Océano Índico.

El gobierno de España descartó liberar a dos supuestos piratas somalíes capturados, una condición que impuso otro grupo de piratas para dejar libre a la tripulación de un barco pesquero español secuestrado hace más de un mes en el Océano Índico.

Los piratas amenazaron con matar a tres de los marineros del Alakrana si Madrid no entrega a los dos hombres detenidos por la marina española, que ahora esperan a ser juzgados en España.

Ambos tendrían que enfrentarse a un juicio por detención ilegal, asociación criminal y robo a mano armada.

Los familiares de los más de 30 marineros que faenan en este pesquero vasco han pedido en los medios de comunicación que el Ejecutivo acceda a liberar a los piratas presos y pague los US$4 millones reclamados como recompensa.

María Ángeles Jiménez, la esposa de uno de los pescadores, dijo que la vida de los marineros podría correr peligro. Según el propio patrón del barco, que habló con medios locales desde la embarcación, los piratas beben a menudo alcohol, toman drogas y están fuertemente armados.

"No es negociable"

La estrategia del Gobierno es "seguir trabajando con el único objetivo de que los tripulantes vuelvan sanos y salvos a casa cuanto antes", dijo la vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Según dijo, el gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero está haciendo "todo lo que esté en sus manos", dentro del marco de la ley.

Pero en cuanto a la liberación de los piratas detenidos, "la situación no es negociable", dijo este viernes el secretario de Estado de Defensa español, Constantino Méndez.

No descartan usar la fuerza

Image caption Las familias de los pescadores pidieron al gobierno que acceda a los reclamos de los piratas.

Méndez dejó abierta la posibilidad de que los dos detenidos fueran trasladados a otro país, y tampoco descartó el uso de la fuerza, a pesar de que los familiares pidieron al gobierno que no lleve a cabo una operación militar.

Dos fragatas podrían estar vigilando al Alakrana, según algunas fuentes.

El presidente del gobierno del País Vasco -de donde son algunos de los marineros-, Patxi Lopez, también pidió al ejecutivo central que ponga a los detenidos en manos de las autoridades somalíes o de las del país vecino Kenia.

Como recordó el corresponsal de la BBC en Madrid, Steve Kingstone, el año pasado la tripulación de otro barco español fue liberado en la misma zona después de que se pagara una recompensa de US$1,2 millones, según las autoridades de Somalia, cuyas aguas son consideradas una de las más peligrosas por la actividad de bandas dedicadas a la piratería.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.