Abdullah se retira de elecciones afganas

Abdullah Abdullah
Image caption El líder de la oposición aclaró que su retiro no implica que sus seguidores boicoteen los comicios.

El líder de la oposición en Afganistán, Abdullah Abdullah, informó este domingo que se retira de la segunda vuelta electoral del próximo 7 de noviembre.

"No participaré en la elección" le dijo a sus seguidores, a quienes explicó que sus exigencias para asegurar unos comicios sin fraude no se habían cumplido.

No obstante desistió hacer un llamado a boicotear los comicios del próximo sábado.

El anuncio lo hizo desde la capital afgana, Kabul, un día después de que se venciera el plazo que el mismo Abdullah puso para que se tomaran nuevas medidas que, a su juicio, asegurarían unas elecciones más justas.

Abdullah pidió entre otros requisitos el retiro del jefe de la Comisión Electoral Independiente afgana. Una exigencia que el actual presidente de ese país y candidato para la reelección, Hamid Karzai, rechazó.

El pasado viernes, asesores del comité de campaña del líder opositor adelantaron a la BBC que existía la posibilidad de retirarse de la contienda electoral por temores a que se repitieran los actos fraudulentos de la primera vuelta.

Decisión afgana

Tras el anuncio, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, afirmó que Abdullah "ha desarrollado una campaña digna y constructiva" y expresó su confianza en que "continuará comprometido con el diálogo nacional y trabajando a favor de la seguridad y prosperidad del pueblo de Afganistán".

La jefa de la diplomacia estadounidense sostuvo también que ahora son las autoridades afganas las que deben decidir cómo continuará el proceso electoral que debe "ir en línea con las Constitución" de ese país.

"Apoyaremos al próximo presidente y al pueblo de Afganistán, que busca y merece un futuro mejor", agregó Clinton en un comunicado.

Más y no menos

En los primeros comicios realizados en agosto pasado, cientos de miles de votos fueron anulados debido a denuncias por irregularidades.

Una decisión de la Comisión de Quejas Electorales (CQE), organismo respaldado por Naciones Unidas, que significó que el total del voto por Karzai cayera por debajo del umbral del 50%. El mínimo requerido para una victoria definitiva en primera vuelta, y motivo por el cual se tuvo que llamar a una segunda vuelta.

Para minimizar los riesgos de fraude, la CQE recomendó recortar el número de centros de votación de 6.000 a 5.800 en todo el país, para asegurar de que hubiese suficientes monitores para limitar el fraude y tropas para garantizar la seguridad.

Por su parte, la ONU anunció la destitución de cerca de 200 funcionarios que podrían haber sido cómplices de fraude en las elecciones.

Nada inusual

Image caption Desde el comité electoral de Karzai aclararon que seguirán adelante a pesar del retiro de Abdullah.

Sin embargo, la Comisión Electoral Independiente informó que planeaba abrir 6.322 puestos de votación para la segunda vuelta, más de los que estuvieron disponibles para la primera vuelta.

Uno de los principales asesores de Abdullah, Ahmed Wali Massoud, dijo estar descontento porque nada se había hecho para afrontar los problemas del sistema electoral.

"El hecho es que la infraestructura de este fraude todavía está aquí. Casi 1,5 millones de votos tuvieron irregularidades. Nada ha cambiado", le dijo a la BBC.

Mientras que uno de los corresponsales de la BBC en Kabul, Ian Pannell, dijo que el retiro del líder opositor de la segunda vuelta, podría crear serias dudas sobre la credibilidad de la elección.

No obstante, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, declaró que una segunda vuelta con un sólo candidato no tiene por qué amenazar la legitimidad del proceso.

"Lo hemos visto en nuestros países donde, por cualquiera que sean las razones, uno de los candidatos decide no salir adelante", agregó Clinton

"Seguiremos adelante"

Andrew North, de la BBC en Kabul, explicó que existen especulaciones sobre un posible acuerdo para que se produjera un gobierno de unidad nacional tras el retiro de Abdullah.

Una posibilidad que varios reportes de prensa indican que no se produciría, pues el comité de campaña de Karzai informó que seguirán adelante con la segunda vuelta, tal y como estaba planeado.

"En lo que nos concierne, seguiremos adelante", le dijo a Reuters Moin Marastal, asesor de Karzai.

Pero North aclaró que la posición del actual presidente afgano podría chocar con la postura de la comunidad internacional donde hay mucha renuencia a que se celebre una segunda vuelta con un solo candidato.

Abdullah Abdullah, cirujano de profesión, fue ministro de Relaciones Exteriores durante el breve gobierno de la Alianza del Norte y continuó como "canciller en el exilio" durante los años del régimen talibán, que terminó en 2001.

Tras la caída de los talibanes formó gobierno con el presidente Karzai durante cinco años antes de pasar a la oposición.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.