Aumenta presión internacional sobre Irán

Mohamed El Baradei
Image caption Mohammed El Baradei se despidió este lunes de la asamblea general de la ONU.

En su último discurso como director general del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Mohammed El Baradei instó a Irán para que dé una respuesta rápida a la propuesta de la comunidad internacional sobre su programa nuclear.

El diplomático egipcio aseguró que el plan del OIEA es una oportunidad única para evitar la confrontación entre todas las partes.

"Insto a Irán a responder lo antes posible a mi reciente propuesta basada en la iniciativa de Estados Unidos, Rusia y Francia, que pretende involucrar al país en una serie de medidas que pueden fomentar la confianza", afirmó El Baradei.

Estas palabras de El Baradei aumentan la presión internacional sobre Irán, a la vez que apuestan por la vía diplomática como solución del conflicto sobre su programa nuclear.

"El Baradei habló de las lecciones que ha aprendido durante su mandato en la OIEA. Dijo que continúa lamentando la invasión de Irak sobre lo que llamó un falso pretexto y ante la falta de pruebas de que existieran armas de destrucción masiva. En ese sentido, hizo un llamamiento a los estados miembros de la ONU para que utilicen la diplomacia y la verificación en las negociaciones con Irán", señaló la corresponsal de la BBC en Naciones Unidas, Barbara Plett.

Fuentes del OIEA rechazaron dar más detalles a BBC Mundo sobre el estado de las negociaciones con el país asiático dado que "nos encontramos en un momento muy delicado del proceso".

Dentro de este contexto de tira y afloja diplomático, este lunes la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, instó a Irán a la plena aceptación de la propuesta del OIEA.

"Este momento es un punto de inflexión para Irán. Su aceptación de la propuesta sería una buena señal de que Irán no quiere aislarse y pretende cooperar con la comunidad internacional", señaló Clinton desde Marruecos.

Por su parte, los cancilleres del Reino Unido, David Milliband, y Rusia, Sergei Lavrov, reunidos en Moscú, pidieron a Teherán una respuesta urgente a la propuesta internacional.

En la misma línea, desde París, el canciller francés señaló que las tácticas de aplazamiento de Irán no serán toleradas.

Tira y afloja

Image caption Irán ha ido dilatando su respuesta y ha lanzado señales contradictorias sobre sus intenciones.

A lo largo de los últimos años, los gobiernos occidentales acusaron a Teherán de que el fin real de su plan nuclear es la fabricación de armas atómicas.

En cambio, Irán siempre sostuvo que sus objetivos son exclusivamente civiles.

La propuesta de acuerdo del OIEA –presentada el 21 de octubre- incluye que Irán envíe uranio a Francia y Rusia para que sea enriquecido fuera de su territorio.

De este modo, el país asiático obtendría combustible para uso civil en sus centrales nucleares, pero no el material necesario para fabricar armamento.

Vencido el plazo inicial de la OIEA -el 23 de octubre- Irán ha ido dilatando su respuesta y ha lanzado señales contradictorias sobre sus intenciones.

Por un lado, el 29 de octubre, la televisión estatal iraní dio por hecho la aceptación del acuerdo.

"Celebramos la colaboración respecto del combustible nuclear, las plantas de energía y la tecnología", aseguró el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, en esa ocasión.

Sin embargo, según Barbara Plett, en los últimos días, funcionarios iraníes mostraron reservas sobre el proyecto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.