Clima: último round antes de Copenhague

Unos 4.000 delegados de 180 países se reúnen este lunes en Barcelona en un último intento por lograr un acuerdo de cara a la próxima convención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre cambio climático en Copenhague.

El objetivo es avanzar todo lo posible para llegar a la cumbre del mes próximo en Dinamarca con un documento consensuado que reemplace al Protocolo de Kioto, el plan contra el calentamiento global de la ONU que vence en 2012.

Sin embargo, como afirma desde Barcelona el especialista en ciencia de la BBC, Matt McGrath, es difícil que haya consenso y las expectativas son cada vez menores a medida que pasan los días.

Sucede que los obstáculos de siempre se interponen en las negociaciones: los países más pobres dicen que son los ricos los que deben recortar sus emisiones de carbono, mientras que estos últimos advierten que las naciones en desarrollo más pujantes, como China, India o Brasil, deben esforzarse más para disminuir su producción de gases tóxicos.

Participe: Copenhague:¿servirá de algo?

Los delegados se reúnen durante cinco días y no tienen tiempo que perder. Para tener presente esa urgencia, un enorme reloj contará durante cada reunión las horas, los minutos y los segundos que faltan para la cumbre que tendrá lugar entre el 7 y el 18 de diciembre en la capital danesa.

Escepticismo

Uno de los problemas clave es el dinero, ya que no hay consenso sobre cuánto están dispuestos a pagar los países ricos para ayudar a las naciones más susceptibles a enfrentar inundaciones y hambrunas por causa del cambio climático.

Ante la posibilidad de que se produzca un punto muerto en este tema, la ONU advirtió que un acuerdo satisfactorio podría ser imposible.

Image caption Ban Ki-moon bajó las expectativas sobre la cumbre de Copenague.

El secretario general del organismo, Ban Ki-moon, aguó las expectativas la semana pasada al sugerir que en Copenague no se llegará a ninguna resolución legalmente vinculante.

Por su parte, el secretario de la Convención de la ONU para el Cambio Climático, Yvo de Boer, dijo a la BBC que, si bien un acuerdo completo será imposible, aún se mantiene optimista respecto de la cumbre.

"Creo que Copenague puede y debe acordar las políticas fundamentales que den una respuesta de largo plazo que sea clara, posible y realista. Después de Copenague, necesitaremos un proceso técnico para trabajar en los detalles".

Los países en desarrollo piden mayores reducciones de gases contaminantes por parte de los países ricos. Mientras que China exige que estos rebajen sus emisiones un 40% en 2020 respecto de 1990, Estados Unidos sólo ofrece reducirlas un 7% y Japón, un 25%.

La Unión Europea (UE) se ha comprometido a reducirlas en un 30%, pero sólo "si hay un esfuerzo comparable" de países como Estados Unidos. El bloque europeo ofreció hasta US$74.000 millones anuales para ayudar a las naciones más pobres a adaptarse a los efectos del cambio climático, pero no aclaró cómo se distribuirá ese dinero.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.