Renuncia juez que negó bodas interraciales

Pareja interracial en Francia. Foto de archivo
Image caption Una de las parejas afectadas presentó una queja ante el Departamento de Justicia.

El juez de paz estadounidense que se negaba a casar a parejas interraciales presentó su dimisión este martes.

Keith Bardwell, magistrado de Tangipahoa, en el estado de Luisiana, argumentaba que nunca accedió a oficiar estas bodas porque, según dijo, los niños nacidos de esas parejas suelen ser rechazados por las respectivas comunidades a las que pertenecen sus padres.

El magistrado presentó su renuncia al secretario de Estado de Luisiana, Jay Dardenne, con una brevísima y concisa carta.

"Renuncio al cargo de juez de paz de la Octava Sala de Tangipahoa, Luisiana, que será efectiva desde el 3 de noviembre de 2009", rezaba el documento, que no contenía ninguna explicación de su partida.

Queja ante la Justicia

Bardwell había asegurado que en ocasiones recibía peticiones de parejas interraciales y siempre les recomendaba que consultaran a otros jueces

Una de las parejas afectadas, formada por Beth Humphrey y Terence McKay, presentó una queja ante el Departamento de Justicia.

El magistrado, blanco y en la misma profesión desde hace 34 años, aclaró que no es racista. "Hay un problema con ambos grupos para aceptar a los niños fruto de esos matrimonios", afirmó. "Pienso que ellos sufren y no los vamos a ayudar a través de esos casamientos", expresó.

Badrwell también había dicho que la experiencia le indica que la mayoría de los matrimonios interraciales no duran mucho tiempo.

Sus opiniones despertaron una polémica en EE.UU. e incluso obligó a varios funcionarios públicos —entre ellos el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal— a pedir su dimisión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.