Republicanos recuperaron terreno

 Bob McDonnell, gobernador electo de Virginia
Image caption Muchos interpretan los resultados como un revés para el presidente Obama.

En Estados Unidos, los candidatos republicanos ganaron este martes las elecciones a las gobernaciones de los estados de Virginia y Nueva Jersey.

En Virginia, un estado que en noviembre del año pasado votó por un presidente demócrata por primera vez en más de cuatro décadas, el candidato republicano a gobernador, Bob McDonnell, fue el ganador.

Mientras, en Nueva Jersey, el actual gobernador demócrata, John Corzine, perdió frente a su rival republicano Christopher Christie.

A su vez el independiente Michael Bloomberg obtuvo la reelección a la alcaldía de la ciudad de Nueva York.

Lea: Bloomberg, el "caudillo" neoyorquino

Las tendencias no favorecieron al gobernante partido demócrata en unos comicios que, según algunos analistas, serían un buen barómetro para medir la popularidad del presidente Barack Obama a un año de su triunfo electoral.

Según el corresponsal de BBC Mundo, Carlos Chirinos, los republicanos confían en que una victoria les permitirá reagruparse para revertir la derrota de 2008 y así, en 2010, recuperar varias gobernaciones y las mayorías en el Congreso en las elecciones de medio término programadas para el mes de noviembre.

En cualquier caso, encuestas realizadas en ambos estados difundidas por medios estadounidenses señalan que para la mayor parte de los votantes la figura de Obama no ha tenido importancia a la hora de decidir su voto, aunque sí estarían influenciados por temas de interés nacional, como la situación de la economía.

Lea: La primera prueba electoral de Obama

Decepción

Image caption Una derrota en Nueva Jersey fue particularmente decepcionante para Obama.

Antes de los comicios del martes, analistas sostenían que una derrota en Nueva Jersey sería particularmente decepcionante para Obama, al tratarse de un estado tradicionalmente demócrata, en el que en las elecciones de 2008 obtuvo una ventaja de 16 puntos frente al republicano John McCain.

Obama ha hecho campaña a favor de los candidatos demócratas tanto en Virginia como en Nueva Jersey y en ambos estados su imagen ha aparecido en anuncios electorales.

Nuestro corresponsal asegura que, aunque algunos los analistas coinciden en decir que un resultado adverso golpeará a Obama -sobre todo porque el presidente ha invertido imagen en la campaña- no todos están de acuerdo en si marcará el comienzo de una irreversible baja de popularidad, como esperan los republicanos.

Este martes, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, quiso restar importancia al impacto potencial de las elecciones de gobernador sobre su partido de cara a los comicios de 2010.

"No creo que las elecciones locales en Nueva Jersey y Virginia auguren mucho sobre el éxito legislativo o político en el futuro", aseguró.

Más allá de Virginia y Nueva Jersey, este martes también se elegían legisladores en Nueva York y California para cubrir dos vacantes en la Cámara de Representantes del Congreso, así como alcaldes en Nueva York, Atlanta, Houston, Boston, Detroit y Pittsburgh.

Además, en Maine se realizó un referéndum sobre la ley del matrimonio gay aprobada en mayo y Ohio celebró una consulta para ver si permite los casinos en el estado.

Batalla conservadora

Image caption En el distrito 23 de Nueva York, el demócrata Bill Owens se encontró con el respaldo de su rival demócrata.

De todas esas contiendas, existe consenso en que una de las más interesante es la que elige al congresista por el distrito electoral 23 de Nueva York, un enclave rural al norte de ese estado que ha cobrado un inesperado protagonismo.

La candidata oficial republicana, Dede Scozzafava, perdió el apoyo de su partido y se retiró de la carrera, dando su respaldo al que hasta este fin de semana era su principal contrincante, el demócrata Bill Owens.

Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, importantes líderes republicanos -como la ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia, Sarah Palin- prefirieron al ultra conservador Doug Hoffman del pequeño Partido Conservador, por encima de la moderada Scozzafava.

Lea: Los republicanos buscan su identidad

Según nuestro corresponsal, Hoffman se ha convertido en el campeón de los republicanos más conservadores que quieren que el partido regrese a "sus bases" y deje de buscar potenciales electores en el centro del espectro político estadounidense.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.