Obama honra a caídos en base militar

Homenaje a víctimas de la matanza de Fort Hood
Image caption Obama instó a rendir homenaje a los fallecidos hasta el próximo "Día de los Veteranos"·

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rindió tributo a los caídos en la matanza de la base militar de Fort Hood, en Texas, y elogió el heroismo de soldados y civiles en su respuesta ante los hechos.

En su mensaje radial de los sábados, el mandatario aseguró que la masacre mostró "lo peor de la naturaleza humana, pero también lo mejor de Estados Unidos".

Obama instó a los estadounidenses a rendir homenaje a los fallecidos desde ahora y hasta el próximo miércoles, 11 de noviembre, cuando el país conmemora el "Día de los Veteranos"·

Según informaron medios japoneses, el presidente estadounidense aplazará un día el inicio de su visita oficial a Japón previsto para el próximo día 12, con el propósito de poder asistir al funeral de las víctimas de la masacre.

Antes, en una breve comparecencia en la Rosaleda de la Casa Blanca, Obama ordenó que las banderas en los edificios oficiales ondearan a media asta e instó a los ciudadanos a no "precipitarse a sacar conclusiones".

Lea: ¿Por qué un mayor mata a 13 de sus colegas?

Estable

El mayor Nidal Malik Hasan, un médico psiquiatra de 39 años, abrió fuego este jueves dentro de un edificio de la base de Fort Hood, causando la muerte de 13 personas y heridas a una treintena.

Image caption El mandatario instó a los ciudadanos a no "precipitarse a sacar conclusiones".

Hasan, quien nació en EE.UU. y profesa la religión musulmana, iba a ser enviado próximamente a Afganistán.

El tiroteo se inició sobre las 13:30 horas hora local (19:30GMT) en un centro médico y de personal de Fort Hood, la mayor base militar estadounidense en el mundo, que alberga a unos 50.000 efectivos.

El comandante de la base, el teniente coronel Robert Cone, le dijo a la cadena de televisión NBC que, de acuerdo a testigos, Hasan gritó la frase "Allahu Akbar" (Dios es grande en árabe) antes de abrir fuego.

El atacante recibió cuatro disparos y está ingresado en un hospital en estado estable custodiado por personal armado.

La policía que le disparó -Kimberly Munley, de 34 años- se encuentra entre los heridos.

Hasan había sido trasladado a Fort Hood en abril.

Su primo, Nader Hasan, dijo en entrevistas con medios estadounidense que se había estado resistiendo a ser desplegado en Afganistán.

Origen musulmán

Hasan estudió psiquiatría en una universidad militar y trató las secuelas psicológicas que traían los soldados del frente de guerra en el hospital Walter Reed, la principal instalación para heridos de guerra del ejército.

Image caption Hasan, quien nació en EE.UU. y profesa la religión musulmana, iba a ser enviado próximamente a Afganistán.

Un compañero de Hassan le dijo a la BBC que este incidente podría poner bajo presión a los soldados de origen musulmán.

"Les da una imagen negativa y hace que la gente no les tenga confianza, porque todo el mundo les va a mirar y van a pensar: probablemente vas a hacer algo parecido", aseguró el soldado.

"Es triste que esto vaya a pasar", concluyó.

Familiares de Hasan aseguraron que este se había quejado de hostilidades de parte de soldados por ser musulmán.

El diario The New York Times informó que el FBI estaría investigando unos mensajes en internet en los que un hombre llamado Nidel Hasan apoyaba los ataques suicidas, aunque no está claro si se trata del sospechoso.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.