Tribunal juzgará violencia en Kenia

El fiscal general del Tribunal Penal Internacional (TPI), Luis Moreno Ocampo, declaró que quiere actuar rápido contra los responsables de la violencia poselectoral desatada en Kenia hace dos años.

El gobierno de Kenia dijo que cooperará en la investigación del Tribunal Penal Internacional.

Ocampo adelantó que para julio del año que viene se juzgarán dos o tres casos y que la "rapidez" era importante para que el país africano pueda celebrar sus elecciones de 2012 sin amenazas de violencia.

Esta semana Ocampo pidió de forma oficial a los jueces de La Haya que abrieran una investigación sobre la violencia que ocasionó la muerte de 1.300 personas y dejó sin hogar a otros 300.000.

"Todo el mundo está preocupado sobre las próximas elecciones, motivo por el cual la rapidez (del proceso) es importante", le dijo a la prensa Ocampo a propósito de su visita de tres días a ese país.

El fiscal agregó que los juicios podrían celebrarse en Kenia, o al menos en Tanzania donde se procesó a los sospechosos del genocidio de Ruanda en 1994.

Buen ejemplo

El corresponsal de la BBC en Nairobi, Caspar Leighton, informó que Ocampo invitó a los líderes kenianos a que continuaran dando el buen ejemplo de unidad tras los eventos de hace ya casi dos años.

Por su parte las autoridades kenianas aseguraron que colaborarán en la investigación del TPI.

"Una investigación en Kenia ya ha establecido que la violencia étnica que se produjo tras la elección presidencial de 2007 fue organizado desde los altos mandos del poder, posiblemente por ministros", informó Leighton.

El presidente Mwai Kibaki y el primer ministro Raila Odinga acordaron compartir el poder tras los entonces enfrentamientos de etnias.

Además del gobierno de unidad impulsado por el secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan, en el documento se dispuso que un tribunal local investigara los incidentes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.