Indígenas paraguayos fumigados

Indígena en una canoa (foto archivo)
Image caption El Ministerio de Salud confirmó que 200 personas padecieron cefalea, nauseas y vómitos.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ordenó este lunes que se abra una investigación por un incidente ocurrido la semana última en el que resultaron intoxicados unos 200 indígenas.

El Ministerio de Salud Pública confirmó que miembros de la comunidad Ava Guaraní, en el departamento de Alto Paraná, en el sudeste del país, fueron rociados con agroquímicos, tal como habían denunciado.

"Se ha constatado la efectiva intoxicación de miembros de las cinco comunidades indígenas asentadas en la localidad de Ytakyry, víctimas de haber sido fumigados desde un avión con sustancias tóxicas", señaló un comunicado de la Secretaría del Ambiente (SEAM).

La ministra de Salud Pública, Esperanza Martínez, afirmó que unas 200 personas padecieron cefalea, nauseas y vómitos como consecuencia de haber inhalado un líquido que fue arrojado desde el aire.

Las tierras que fueron rociadas son unas 15.000 hectáreas que son centro de una disputa entre los indígenas y productores sojeros de origen brasileño.

Según el Instituto Nacional del Indígena de Paraguay (INDI), los sojeros fumigaron la zona para intentar desalojar a los nativos, que reclaman la tierra por derecho ancestral.

Por su parte la abogada Nidia Silvero de Prieto, que afirmó representar a los productores agrarios, negó las acusaciones de la ministra Martínez y señaló que se trata de una campaña de desprestigio para quitarle a los sojeros la propiedad de las tierras.

Larga disputa

Según Silvero de Prieto sus representados tienen títulos de propiedad sobre las tierras en disputa, que han sido ocupadas por los nativos durante los últimos nueves meses.

La letrada afirmó que llevará a la ministra de Salud Pública ante la Justicia para que compruebe la validez de sus afirmaciones.

En tanto, continúa el juicio por las tierras. Los colonos brasileños obtuvieron una orden de desalojo para expulsar a los indígenas, pero éstos consiguieron aplazar el requerimiento.

Funcionarios de la SEAM que viajaron a la región para verificar los hechos denunciaron otros abusos, como la destrucción de un cementerio y una escuela indígena, por medio del uso de tractores.

Tras recibir los informes de este y otros organismos del Estado, el presidente Lugo ordenó que se investigue y se encuentre a los responsables por la intoxicación.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.