Hasan tuvo contacto con clérigo radical

Soldado estadounidense y bandera a media asta.
Image caption Hasan estuvo bajo vigilancia del FBI a fines de 2008.

La Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) confirmó que el mayor Malik Nidal Hasan, acusado de ser el autor de la reciente matanza en la base militar de Fort Hood, "fue investigado por el FBI" a fines del años pasado.

A pesar de que Hasan levantó sospechas hace aproximadamente un año, la agencia insistió en que no tenía información que indicara que que lo ocurrido en Fort Hood "fuese parte de un complot terrorista más amplio".

Hace aproximadamente un año, en diciembre de 2008, las autoridades inspeccionaron los contactos del mayor con Anwar al-Awlaki, un clérigo sospechoso de ser simpatizante de la red al-Qaeda, de Osama Bin Laden.

Sospechas

Al-Awlaki, quien salió de una prisión yemení el año pasado, fue durante una tiempo imán de la mezquita de Falls Church, en Virginia, donde Hasan y su familia -estadounidenses de origen palestino- acudían a rezar.

Actualmente, al-Awlaki dirige un sitio de internet muy crítico con la política exterior de Estados Unidos y desde la que se ha calificado de "heroica" la participación de Hasan en el tiroteo de Fort Hood.

Durante una época, Al-Awlaki y Hasan intercambiaron más de una veintena de corrreos electrónicos. Sin embargo, la policía concluyó esta relación no significaba ninguna amenaza ni interfería con las labores profesionales del oficial en su posición como psiquiatra en un centro médico de las fuerzas armadas estadounidenses.

"El mayor Hasan no estaba involucrado en actividades terroristas", afirmó el FBI.

Investigación

Después de los sucesos de la semana pasada en Fort Hood, el director del FBI, Robert Mueller, ordenó una investigación para revisar la forma en que se analizó la información sobre Hasan.

Por otra parte, el senador independiente Joseph Lieberman anunció que plenea lanzar una indagación del Congreso para determinar si el tiroteo en la base militar puede calificarse de ataque terrorista.

Hasan, quien se recupera de heridas de bala en un hospital militar, será juzgado por un tribunal militar por el tiroteo de Fort Hood, en el que murieron 13 personas y 29 resultaron heridas.

Hasta la fecha, el presunto atacante se ha negado a responder preguntas de los investigadores.

Este martes se espera que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visite la base de Fort Hood, donde tendrá lugar el funeral de las víctimas de la matanza.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.