China ejecuta condenados por revuelta uigur

Detenidos por revueltas uigur frente al tribunal
Image caption Los juicios a los detenidos por las revueltas comenzaron a mediado de octubre.

Las autoridades chinas ejecutaron a nueve personas condenadas por los disturbios étnicos en la región de Xingiang a principios de julio.

Cerca de 200 personas murieron hace cuatro meses a raíz de las violentas revueltas entre los uigures y miembros de la comunidad china han, que conforma la mayoría demográfica en la República Popular.

Los nueve ejecutados estaban acusados de asesinar y provocar incendios, de acuerdo al servicio estatal de noticias chino.

La información no precisó el grupo étnico de los ajusticiados, aunque el corresponsal de BBC en Pekín, Quentin Sommerville, señaló que de acuerdo a los nombres de los nueve condenados a muerte el mes pasado, ocho son uigures y uno es han.

Por su parte, un portavoz del gobierno de Xinjiang dijo que las ejecuciones se llevaron a cabo con la aprobación de la Corte Suprema.

Juicio justo

Según el gobierno, la mayoría de los muertos en los disturbios pertenecían al grupo han, pero activistas uigures en el exilio señalaron que también hubo numerosas bajas en su comunidad.

De acuerdo al corresponsal de BBC, las revueltas de julio fueron el peor estallido de violencia en décadas y la población china han reclama que los responsables aún no han sido apresados.

Pero por otro lado, agrega Sommerville, grupos de defensa de los Derechos Humanos denuncian que los condenados no han recibido un juicio justo, teniendo en cuenta que algunas de las audiencias duraron sólo cinco horas.

Cientos de uigures fueron detenidos después de los disturbios, aunque aún no existe confirmación oficial de cuántos permanecen detenidos.

Entre tanto, estrictos controles de seguridad se mantienen en una región con profundas divisiones étnicas, agudizadas en los últimos años por el creciente desempleo entre los uigures musulmanes, que reclaman una mayor autonomía y libertad religiosa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.