Sentencian a futbolistas por racismo

Equipo Rosario Central de Barcelona
Image caption El juez dijo que el equipo fue víctima de un ataque racista.

Un juez acaba de condenar a seis jugadores del equipo Bada Bing de Tercera Divisón en España a penas de hasta seis años y nueve meses de cárcel por una agresión racista contra los jugadores del equipo Rosario Central Cataluña, formado por inmigrantes de doce nacionalidades. Es la primera sentencia de este tipo en el fútbol español.

Los miembros del equipo Bada Bing agredieron brutalmente a sus contrincantes de Rosario Central, por motivos racistas, al actuar irritados por el origen sudamericano de los jugadores del club rival”, subraya el titular del Juzgado Penal Nº 22 de Barcelona, Javier Paulí, en su sentencia.

Lea: Racismo, violencia y fútbol

El juez consideró que había suficientes pruebas para concluir que las agresiones sufridas por los jugadores del club Rosario Central, durante un partido celebrado el pasado 10 de enero en Barcelona, no se debieron a una pelea típica entre equipos rivales, sino de un ataque racista.

Para la representante de la ONG SOS Racisme Barcelona, Begoña Sánchez, la sentencia es un hito jurídico que creará jurisprudencia al respecto.

“Es la primera vez en el ámbito deportivo que se dicta condena con el agravante de racismo. Muchas de las actuaciones judiciales contemplan las injurias pero no las motivaciones. No es lo mismo agredir a alguien porque uno esté bebido que por un componente racista”, explica a BBC Mundo.

El Código Penal” -agrega Sánchez- “contempla el racismo pero pocas veces se aplica. No es que no haya casos de racismo en nuestra sociedad, es que casi nunca se tipifican y castigan. Esta sentencia es además un mensaje social: el racismo se castiga”.

Un partido cruzado de insultos

Los hechos ocurrieron el pasado 10 de enero. Los equipos comenzaron a lanzarse insultos durante el partido hasta que fueron aumentando de calibre, al igual que la contundencia de las faltas.

“Sudaca de mierda. Vete a tu país. Si Franco estuviera vivo estarías en tu país. Te voy a cortar la cabeza, la voy a meter en un sobre y la voy a mandar a tu país”, son algunos de los insultos que profirieron los jugadores del Bada Bing.

La situación se complicó cuando Israel Moreno, uno de los sentenciados, provocó su expulsión después de una falta grave. Ante de entrar en el camerino golpeó la cabeza de Camilo Speranza, del Rosario Central.

Acto seguido se armó una pelea campal a la que se unieron varios hinchas del Bada Bing. Como consecuencia Speranza sufrió varias contusiones en la cabeza y el tórax y un desgarramiento del pabellón auricular que requirió tratamiento quirúrgico.

Antecedentes penales

Los hermanos Israel y Valentín Moreno han sido condenados a las penas mas duras, seis años y seis años y nueve meses, respectivamente, al ser considerados los autores materiales de las agresiones.

Ambos tienen un amplio expediente de antecedentes penales, especialmente Valentín, quien fue condenado siendo menor de edad a ocho años de internamiento por el asesinato a golpes (junto con un grupo de Skin Heads) del joven Carlos Javier Robledo a la salida de una discoteca en Barcelona en el año 2000.

En el momento del partido Moreno disfrutaba de un grado de semilibertad que le permitía salir del centro penitenciario.

El juez condena además a Jonatan Padilla Fernández y José Luis Espada Sánchez a 3 años y tres meses de prisión, a Carlos Raya González a 2 años y 11 meses, y a Efrem Simón Suárez, jugador y presidente del Bada-Bing, a 2 años y un mes.

Asimismo, el magistrado dictamina que los agresores deberán indemnizar a sus víctimas del club Rosario Central con un total de $27.500 dólares.

"¿Quieres racismo?"

El argentino Ernesto Sukerman, presidente del club Rosario Central, tomó la decisión de llamar a la policía después de que un jugador del Bada Bing le dijo a uno del Rosario: “¿Quieres racismo? Pues esto es racismo”.

“Estamos muy satisfechos con la sentencia, buscábamos una medida ejemplar. Es la primera vez que en España se dicta una pena de prisión por cuestiones racistas en el mundo deportivo”, señala.

Esperamos que no vuelvan a suceder este tipo de hechos lamentables. Si bien es cierto existen personas racistas, ignorantes, eso no significa que toda la sociedad española sea así, no se puede generalizar", agregó Sukerman después de conocer la condena.

En ese sentido el profesor José Barrero, de la Universidad Europea Madrid, experto en la violencia en el fútbol, pide contextualizar el altercado en Cataluña.

“¿Existe racismo en el fútbol de España? Puede ser pero como en cualquier otro ámbito de la vida, lo que pasa es que es un caso que llama mucho la atención por la difusión mediática que se da. Ahora bien, este tipo de situaciones como la de Barcelona no hay que alabarlas, hay que tacharlas”, comenta a BBC Mundo.

El Rosario Central Cataluña sigue jugando con normalidad mientras que el Bada Bing ha sido expulsado por la Federación Catalana de Fútbol.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.