Investigarán coches de niños por lesiones

Cochecitos de Maclaren
Image caption La empresa resolvió retirar algunos de sus modelos del mercado de EE.UU.

El fabricante de coches para bebé Maclaren se comprometió a investigar las denuncias que señalan que hubo niños que resultaron lesionados al utilizar sus productos.

La compañía británica retiró un millón de coches del mercado de Estados Unidos después de que en ese país se reportaran 12 casos de de niños a quienes las bisagras les habrían rebanado las yemas de los dedos.

Maclaren dijo que no adoptaría la misma medida en el Reino Unido donde las autoridades registraron un solo caso.

Sin embargo, muchos padres relataron experiencias similares a la BBC.

Cortes

Gracie, la hija de Faye Roast, perdió la yema del dedo el año pasado cuando le quedó atrapado en las bisagras.

La madre, residente en el condado británico de Bedfordshire, dijo se sintió culpable por lo que pasó y no se contactó con Maclaren.

"La estaba poniendo en el coche y cuando hice clic, Gracie empezó gritar y me di cuenta que el dedo había quedado atrapado", contó.

"A pesar de que no noté cuán grave era la lesión, tuvimos que llevarla al hospital y ella perdió toda la carne de la punta del dedo.

"Todavía no tiene una huella digital y su uña no ha vuelto a crecer adecuadamente".

La mujer agregó que "los padres tienen la responsabilidad de cuidar a sus hijos pero al mismo tiempo uno espera que una compañía como Maclaren se asegure de que si están al tanto de problemas, le avisen a los consumidores".

"Si los padres de EE.UU. están protegidos, nosotros también deberíamos estarlo".

Denuncias de heridas

Cientos de personas se comunicaron con la BBC para hablar sobre Maclaren, y algunas de ellas dijeron que sus hijos también habían sufrido heridas en los dedos.

Maclaren, voluntariamente, ha ordenado el retiro del mercado estadounidense de todos los cochecitos de una y dos sombrillas, incluidos los populares modelos Volo y Techno.

Patty Davis, de la Comisión para la Seguridad de Productos para el Consumidor de EE.UU., indicó que recibió un total de 15 denuncias de niños con heridas en sus dedos, incluyendo 12 amputaciones de yemas.

Maclaren EE.UU. está proporcionando a los clientes un kit para cubrir las bisagras.

La compañía con base en el condado británico de Northamptonshire decidió no retirar los productos del mercado en el Reino Unidos, tras consultar con funcionarios del área de comercio.

Seguir las instrucciones

La empresa indicó que sus productos cumplen con la legislación europea de seguridad y que el riesgo "no existe" si los consumidores siguen las instrucciones para su uso.

Maclaren ha designado a una consultora de relaciones públicas para ayudar con las solicitudes de información.

Un vocero se abstuvo de informar si la compañía recibió más reclamos, pero dijo que se verían estos casos de manera individual.

Evitó pronunciarse sobre si hay algún plan para retirar los cochecitos en el Reino Unido.

"Nuestra posición no ha cambiado. Es un problema de toda la industria y no sólo involucra a Maclaren. La empresa ha estado manteniendo conversaciones con expertos de la industria".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.