Cruz Roja critica campamentos de desplazados

Desplazados internos afganos
Image caption Los campamentos generan dependencia, dice el CICR.

De las 26 millones de personas que en el mundo han sido desplazadas dentro de su propio país por guerras o por crisis, sólo el 15% se encuentra en campamentos establecidos y la mayoría, por tanto, no recibe asistencia humanitaria adecuada, advirtió el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En un informe especial, el CICR dijo que los campamentos de refugiados se han convertido, en muchas ocasiones, en parte del problema.

Mucho del apoyo económico destinado a desplazados internos se gasta en esos sitios, pero la mayoría de las personas afectadas vive fuera de ellos, tratando de sobrevivir como pueden o en casas de familiares con pocos recursos.

El CICR -que provee refugio y servicios a unas 3,77 millones de personas desplazadas en el mundo- afirmó que el esquema de campamentos ha generando dependencia en muchas ocasiones, lo que ha llevado a muchas personas a permanecer durante años en un entorno que -se supone- es temporal.

Asimismo, los campamentos están suscitando recelos y pugnas entre desplazados y residentes locales que no son beneficiados por los servicios que se ofrecen en ellos.

Cambiar la forma de trabajo

El CICR instó a cambiar la forma en la que se trabaja con los desplazados. El organismo considera importante ayudarlos a retomar su vida normal y preservar su independencia. Este objetivo, dice el CICR, es más probable que se logre dentro de comunidades locales.

El organismo asiste a desplazados en 36 países, entre ellos Afganistán, Colombia, la República Democrática del Congo, Georgia, Pakistán y Sudán.

Colombia posee una de las mayores cifras de desplazados del mundo. Distintas organizaciones, entre ellas el CICR, estiman que entre tres y cuatro millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares por causa de la violencia vinculada con el conflicto interno.

"Es un problema dificil para las agencias de ayuda humanitaria", comenta Imogen Foulkes, la corresponsal de la BBC en Ginebra.

"Se lleva ayuda urgente a miles de personas que de pronto se ven atrapadas en una zona de guerra, un campamento florece y años más tarde ese sitio y sus ocupantes siguen ahí".

"El dilema para los activistas humanitarios no sólo es cómo ayudar a las personas de forma adecuada, sino también cómo encontrar el momento correcto para retirarse".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.