Revuelo por juicio del 11-S en Nueva York

Televisor transmite anuncio del Fiscal General de EE.UU., Eric Holder
Image caption El anuncio del Fiscal General ha generado un revuelo político.

Políticos republicanos criticaron la decisión del gobierno del demócrata Barack Obama de juzgar en Nueva York a Khalid Sheik Mohammed, el presunto "cerebro" detrás de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y otros cuatro sospechosos.

El anuncio de que se les trasladaría desde Guantánamo y juzgaría en un tribunal civil de esa ciudad lo hizo este viernes el Fiscal General de EE.UU., Eric Holder, quien dijo que en los cinco casos se pedirá una condena a muerte.

Para el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnel, la elección de Nueva York como sede del proceso significa "un paso hacia atrás en la protección de nuestro país que pone a los estadounidenses en un peligro innecesario".

Varios legisladores republicanos sostuvieron que la base militar estadounidense de Guantánamo es el lugar más seguro e idóneo para juzgar a esos detenidos.

El que fuera Fiscal General durante el gobierno del ex presidente George W. Bush, Michael B. Mukasey, manifestó: "El Deparmanto de Justicia dice que nuestros tribunales están bien preparados para lidiar con esos casos. Por mi experiencia puedo decir que no".

Para el senador John McCain, el rival de Obama en las pasadas elecciones, son los tribunales militares los que mejor pueden juzgar a los acusados de terrorismo.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, dice que aunque a muchos congresistas la sola idea de traer detenidos Guantánamo a suelo estadounidense resulta peligrosa, la Casa Blanca recuerda que los sospechosos estarán recluidos en prisiones de alta seguridad y que el proceso un peligro.

Familiares

En opinión del alcalde independiente de Nueva York, Michael Bloomberg, "es adecuado que los sospechosos encaren la justicia cerca del lugar donde estuvo el World Trade Center y en el que tantos neoyorquinos fueron asesinados".

Y mientras los republicanos se oponen a la decisión y los demócratas la apoyan, los familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 se muestran divididos.

Image caption Khalid Sheik Mohammed (en la foto antes y después de su captura) es considerado el cerebro de los atentados.

"Tenemos un presidente que no sabe que estamos en guerra", declaró Debra Burlingame, cuyo hermano era el piloto del avión secuestrado ese día y lanzado contra el Pentágono.

Burlingame rechazó la idea de "convertir en mártires a esos bárbaros" si el juicio se centra en acusaciones de que fueron objeto de torturas.

Sin embargo, para John Leinung, cuyo padrastro murió en el World Trade Center, "si sostenemos que somos un país donde impera la ley, tenemos que comportarnos dentro de los límites que esta establece".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.