EE.UU. impide publicar más fotos de abusos

Foto tomada en Abu Ghraib.  Cortesía de Guy L. Womack
Image caption Las imágenes de Abu Ghraib desataron una oleada de protestas contra EE.UU..

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, impidió la publicación de nuevas imágenes de soldados estadounidenses abusando de detenidos extranjeros.

Su departamento pidió este viernes a la Corte Suprema que evite la revelación de unas 40 fotos tomadas por los propios militares, incluyendo algunas en las que aparecen prisioneros sufriendo abusos en Afganistán e Irak.

Un vocero del Pentágono dijo que esta decisión tiene como objetivo ocultar imágenes que tienen relación con investigaciones pendientes sobre supuestos abusos cometidos fuera de EE.UU., que habrían tenido lugar entre el 11 de septiembre de 2001 y el 22 de enero de 2009.

El mes pasado, el Congreso aprobó una ley que concedía nuevos poderes a Gates para evitar la publicación de las fotos, ya que según el Departamento de Defensa, hacerlo supondría un riesgo para los soldados.

"La revelación de estas fotografías pondría en peligro a los ciudadanos de EE.UU., a los miembros de las fuerzas armadas o a los empleados del gobierno de EE.UU. desplegados fuera del país", dijo Gates en la petición hecha a la corte.

"Ningún beneficio"

El presidente Barack Obama se había mostrado al principio de su mandato dispuesto a dar a conocer el contenido de las fotos, pero después aseguró que publicarlas "no traería ningún beneficio" y que podrían provocar una oleada de críticas hacia EE.UU..

Como recordó Jack Izzard, de la BBC, eso fue precisamente lo que sucedió cuando aparecieron en 2004 unas fotos en las que soldados estadounidenses torturaban y humillaban a prisioneros iraquíes.

Lea: una soldado que no se arrepiente

Los horrores cometidos en la cárcel de Abu Ghraib marcaron la llamada guerra al terror de la anterior administración estadounidense, presidida por George W. Bush.

Los planes del nuevo gobierno se enfrentan a la oposición de grupos como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que demandó ante los tribunales que 21 de las imágenes vieran la luz.

ACLU aseguró que seguirá presionando para que se publiquen, ya que "representan una parte importante de la Historia" del país.

"Son críticas para las discusiones que están teniendo lugar acerca de posibles casos de tortura" dijo Jameel Jaffer, director de la institución.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.