Irak: elecciones en duda

Tariq al Hashemi
Image caption Hashemi no cree que su veto retrasará las elecciones parlamentarias previstas para enero de 2010.

Uno de los dos vicepresidentes de Irak, Tariq al Hashemi, vetó la nueva ley electoral del país, lo que ha puesto en duda la realización de las elecciones parlamentarias previstas para enero.

Hashemi, un árabe sunita, quiere eliminar el Artículo 1º de esa norma para aumentar la representación del 5% al 15% de los cuatro millones de iraquíes –la mayoría sunitas- que abandonaron el país huyendo de la violencia sectaria.

La ley ahora deberá de volver al Parlamento, que la aprobó hace diez días tras superar varios obstáculos.

La Comisión Electoral Independiente de Irak dijo que los comicios deben efectuarse entre el 18 y 23 de enero. Constitucionalmente, el límite es el fin de ese mes.

Futuro incierto

"Envié una carta al Parlamento diciendo que la ley debe de ser modificada", afirmó Hashemi en una conferencia de prensa.

"La modificación propuesta hará justicia a todos los iraquíes en el exterior, en todos los países", añadió.

El vicepresidente dijo que, a pesar de ello, no está en contra de la ley en su conjunto y aseguró que no quiere que se produzcan más dilaciones antes de las elecciones.

Tal como señala el analista de la BBC sobre Medio Oriente, Roger Hardy, no está nada claro que la nueva crisis pueda resolverse con éxito, ya que los kurdos también podrían ahora exigir más representantes en el Parlamento.

Hardy añade que, si los comicios no se celebran, sería un fuerte revés para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su objetivo que retirar todas las fuerzas militares de Irak antes del 31 de agosto de 2010, seguido de un repliegue completo a fines de 2011.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.