Obama admite demora en cierre de Guantánamo

Cárcel de Guantánamo
Image caption Unos 215 detenidos permanecen en la prisión de la base militar de EE.UU. en Cuba.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió por primera vez que su país no podrá cerrar la cárcel de Guantánamo en enero 2010, una fecha límite que había establecido.

"Teníamos un plazo específico que no será cumplido", aseguró el mandatario a la cadena de televisión NBC.

Sin embargo, Obama dijo que no estaba "decepcionado", porque "sabía que esto iba a ser difícil".

Las autoridades están tratando de determinar qué hacer con los aproximadamente 215 detenidos que permanecen en la prisión de la base militar de Estados Unidos en Cuba.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Washingon, Carlos Chirinos, las palabras de Obama sólo representan el reconocimiento oficial de la Casa Blanca de que el cronograma de cierre de Guantánamo no ha marchado como se esperaba.

Sin fecha exacta

Obama había ordenado el cierre del centro de detención el 22 de enero de 2009, apenas dos días después de asumir la presidencia.

La clausura de la prisión debía ocurrir antes de cumplirse un año de la firma de esa orden ejecutiva.

Chirinos recuerda que la semana pasada, cuando anunció que se iniciaría en Nueva York un juicio a cinco sospechosos de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el secretario de Justicia, Eric Holder, dijo que el gobierno se había topado con más problemas de los esperados y que, por lo tanto, sería "muy difícil" cumplir con la fecha originalmente prevista.

Lea: "pena máxima" por atentados del 11-S

En declaraciones a la prensa de su país, Obama no fijó un nuevo plazo para la clausura de Guantánamo, pero sugirió que probablemente sería más adelante en 2010.

"Estamos inmersos en una trayectoria y un proceso en el que yo anticipo que la prisión será cerrada el año próximo", dijo en una entrevista con la cadena Fox News.

Image caption Obama no fijó un nuevo plazo para la clausura del centro de detención.

"No voy a marcar una fecha exacta, porque mucho depende de la cooperación del Congreso", añadió.

Según nuestro corresponsal, entre los problemas para clausurar Guantánamo están los obstáculos impuestos desde el Congreso, que impidió que los detenidos en la prisión de Cuba sean liberados en territorio estadounidense o que se destinaran recursos adicionales para el proceso de cierre de las instalaciones.

Asimismo, fuentes de la presidencia estadounidense y portavoces de grupos de derechos humanos han dicho a BBC Mundo que los casos de Guantánamo eran "más complejos de lo que se pensaba", lo que ha llevado a algunos a acusar al presidente Obama de haber actuado con ligereza al emitir la orden de cerrar el centro de detención.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.