Rusia dice "no" a la pena capital

El presidente ruso, Dmitry Medvedev
Image caption El presidente Dmitry Medvedev apoyó la moratoria a pesar de que la pena de muerte es popular en Rusia.

La Corte Constitucional rusa extendió una moratoria sobre la pena de muerte que vencía el 1 de enero.

La decisión ahora “hará imposible la aplicación de la pena capital en territorio ruso”, afirmó el jefe de la corte, Valery Zorkin, en una audiencia en San Petersburgo donde está su sede.

Citó además una serie de acuerdos internacionales firmados por el gobierno ruso que hacen imposible aplicar esta pena.

Ésta fue adoptada en 1996 para permitir que Rusia accediera al Consejo de Europa, aunque aún forma parte de su código criminal.

Castigo popular

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, había presionado para abolir este castigo.

Ello a pesar de que dos tercios de los rusos apoyan la pena de muerte, según una encuesta reciente.

Y que la mayoría de los opuestos al castigo lo están por temor a que los jueces se equivoquen.

Esto explica, según el corresponsal de la BBC en Moscú, Artyom Liss, por qué el parlamento todavía no ha abolido formalmente la pena capital.

Por tanto, la decisión de la corte -señala Liss- es ideal en el sentido de que permite que Rusia mantenga su promesa de no aplicar la pena de muerte evitando al mismo tiempo enojar a sus propios ciudadanos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.