No avanza la negociación con Irán

Mohammed ElBaradei
Image caption El Baradei le ha pedido a Irán que acepte el acuerdo antes de fin de año.

Los seis países que negocian con Irán un posible acuerdo sobre su programa nuclear admitieron estar decepcionados por la respuesta de Teherán.

Después de haber mantenido conversaciones en Bruselas, Bélgica, los representantes de Estados Unidos, Rusia, Francia, China, Reino Unido y Alemania señalaron que la nación islámica no había respondido positivamente a la oferta, que le permitiría seguir desarrollando un reactor nuclear.

El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OEIA), Mohammed El Baradei, ha pedido al gobierno de Mahmoud Ahmadinejad que acepte el acuerdo antes de fin de año.

Pero Teherán ha rechazado una cláusula clave de la propusta y busca más garantías.

El corresponsal de BBC en Teherán, Jon Leyne, informó que aunque nadie ha dicho que las conversaciones con Irán han fracasado, éste es el último signo de que las negociaciones no avanzan.

Nueva reunión

Los seis países dijeron en un comunicado que "Irán no se ha involucrado en un diálogo intenso, y en particular, no ha aceptado... un nuevo encuentro antes de que finalice noviembre para discutir temas nucleares".

Pero agregaron que su principal objetivo sigue siendo entablar un diálogo con el gobierno iraní.

Algunos observadores opinan que Irán está deteniendo las conversaciones, pero también existe la preocupación en Occidente de que después de las discutidas elecciones, el presidente Ahmadinejad simplemente no tiene el poder dentro de su país para lograr un compromiso en el tema nuclear, por más que lo quiera.

Estados Unidos ha acusado a Irán de querer esarrollar su capacidad nuclear para fabricar armas atómicas, mientras que Teherán asegura que necesita esa energía para utilizarla con fines pacíficos.

El Baradei, quien dejará su cargo al frente del OIEA el próximo primero de diciembre, dijo que "Irán tiene una oportunidad única de salir de las sanciones y confrontaciones, y entrar en el proceso de construir... en la confianza".

"El balón está ahora en la cancha de Irán, y espero que no pierda está importante oportunidad", concluyó.

Un mensaje claro

El miércoles, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manouchehr Mottaki, dijo que su país tiene dudas acerca del acuerdo orquestado por la AIEA.

El acuerdo plantea que Irán envíe cerca del 70% de su uranio de bajo enriquecimiento a Rusia y Francia, en donde será procesado para convertirlo en barras de combustible nuclear para un reactor de investigación en Teherán que generaría energía nuclear.

Mottaki dijo que su país estaría de acuerdo en el intercambio de uranio de bajo enriquecimiento por una cantidad equivalente de combustible nuclear, pero sólo si esto se hace dentro de su territorio.

Teherán quiere estar seguro de que recibirá el combustible que ha contratado, explicó.

El jueves, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que Washington y sus socios podrían discutir "un paquete de pasos potenciales" que podrían tomar en caso de que Irán no acepte el acuerdo del uranio enriquecido.

Obama dijo que Irán necesita recibir un "mensaje claro" de que si no acepta esta oportunidad, "estará convirtiéndose en un país más inseguro".

Sin embargo, Rusia ha dicho que todavía hay "una buena oportunidad" de alcanzar un acuerdo con Irán sobre el uranio enriquecido, y negó que hubiera estado discutiendo nuevas sanciones con Washington.

En su reciente visita a China, Obama no recibió muchas seguridades de que Beijing apoyaría nuevas sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Francia y Gran Bretaña quieren que Irán acepte el acuerdo.

El Consejo de Seguridad le ha pedido a Irán que deje de enriquecer uranio y ha aprobado tres rondas de sanciones hasta ahora, que le prohiben a Teherán realizar intercambios comerciales con materiales nucleares, así como restricciones financieras y de viaje.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.