Atentados fallidos en Irlanda del Norte

Expertos en explosivos examinan el coche bomba
Image caption Aseguran que la amenaza de los disidentes republicanos está en su nivel más alto en seis años.

Dos incidentes que fueron atribuidos a republicanos disidentes sacudieron a Irlanda del Norte durante la noche del sábado, según informó la policía este domingo

Un coche bomba cargado con 200 kilos de explosivos fue dejado fuera de la oficina de la Comisión Policial, organización que supervisa a la policía como parte del proceso de paz. El vehículo se prendió fuego pero la bomba no llegó a a explotar completamente.

En un hecho separado, cuatro presuntos disidentes republicanos resultaron arrestados luego de intercambiar disparos con agentes de la policía cerca de la frontera con la República de Irlanda.

Una comisión independiente había advertido recientemente que la amenaza paramilitar en Irlanda del Norte estaba en su nivel más alto en seis años.

"No tendrán éxito"

Incluso para los estándares de Irlanda del Norte, 200 kilos representan una bomba de gran tamaño, señala Mark Simpson, corresponsal de la BBC en Belfast.

El artefacto explosivo estaba en la parte trasera de un auto que fue conducido a través de una barrera de seguridad y luego abandonado frente a la sede de un organismo policial en Belfast.

El vehículo se incendió pero se cree que sólo el detonador de la bomba estalló.

En tanto, casi al mismo tiempo tuvo lugar un tiroteo en la localidad de Garrison, en el condado de Fermanagh. Por este incidente también fueron responsabilizados disidentes republicanos opuestos al proceso de paz.

Se cree que el ataque en Garrison constituyó un intento de matar a un oficial de policía que vive en la zona.

El nuevo jefe de la policía en Irlanda de Norte, Matt Baggott, aseguró que "este atentado es un atentado contra el bienestar de todo el mundo en Irlanda del Norte; no se trata de un atentado contra la policía o la sede de la policía; este es un atentado contra la gente joven y contra el futuro de los jóvenes".

E insistió en que la policía podrá hacerle frente al alto nivel de amenaza.

Por su parte, el ministro para la Seguridad de la provincia británica, Paul Goggins, señaló que "cuando ocurren ataques como estos, la gente se une en torno al claro mensaje de que estos disidentes no tendrán éxito".

Amenaza

Image caption El artefacto explosivo estaba en la parte trasera de un auto.

A principios de mes, la Comisión Independiente de Supervisión (IMC, por su siglas en inglés), cuya tarea es evaluar el estado del proceso de paz, informó que la amenaza de los disidentes republicanos está en su nivel más alto en seis años.

La IMC advirtió de que la alarma provenía especialmente de representantes del IRA Auténtico y del IRA de Continuidad, ramas disidentes del Ejército Republicano Irlandés (IRA, según sus siglas en inglés).

La comisión había dicho que ambos grupos estaban trabajando de forma más cercana para incrementar la amenaza a las fuerzas de seguridad.

El temor pasa por un eventual resurgimiento de la violencia tras la firma en 1998 de los llamados acuerdos del Viernes Santo que pusieron fin a 30 años de choques entre católicos republicanos y protestantes unionistas, un conflicto que se cobró la vida de más de 3.500 personas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.